martes, 24 de enero de 2012

La aventura inglesa de Álex Calvo-García

"Scunthorpe hata la muerte" es el libro, escrito por el periodista Iñigo Gurruchaga, que narra la historia del jugador vasco Álex Calvo-García en su etapa en el modesto club del Scunthorpe United Football Club. En sus páginas aprovecha para entrelazar, de manera discontinua, diferentes intrahistorias que ayudan a entender mejor la aventura del futbolista por el equipo del condado de Lincolnshire. Bajo una perspectiva histórica y minuciosamente documentada.

Scunthorpe hasta la muerte

Jandro, el futbolista errante
Álex Calvo-García (1972) nació en Ordizia (Guipúzcoa-Gipuzkoa), la típica población vasca que ha conocido mejores momentos económicos en el pasado, que ha conferido un carácter emigrante, en cuanto a la búsqueda de riqueza, a muchos de sus habitantes, que saben que el éxito puede estar esperándoles en otra población.

Álex jugaba al fútbol, tenía como a uno de sus ídolos a Kevin Keegan, que se había convertido en uno de los primeros iconos mediáticos del balón. Cuando se vestía de corto Álex pasaba a ser Jandro, su nombre en las canchas.
Durante sus comienzos probó suerte en varios equipos guipuzcoanos, con más sombras que luces, sin brillar, aunque siempre con la confianza de que podía dar un salto de calidad, de demostrar su valía.

La posición donde más cómodo se sentía era detrás del punta. En 1996 Jandro se encontraba en paro. El tiempo como futbolista se había parado de golpe, todas las puertas parecían estar cerradas.

La Ley Bosman
El 15 de diciembre de 1995 el fútbol vivía uno de sus momentos históricos claves, cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaba sentencia sobre la demanda interpuesta por el futbolista belga Jean Marc Bosman, quien se amparaba en la legislación comunitaria para poder fichar sin ninguna restricción, por su nacionalidad, por el Dunkerque.

Este simple contencioso derivó en la resolución que más ha cambiado el deporte en los últimos años: la consideración de los deportistas comunitarios como nacionales, sin ocupar fichas de extranjeros (las cuales estaban limitadas). El mercado de jugadores se abría, como un enorme abanico.


Scunthorpe hasta la muerte
Una categoría, como la cuarta división inglesa, empezó a ver en el mercado español un exótico lugar donde adquirir jugadores con criterio y buen toque. El Wigan, de Dave Whelan, había abierto la veda y de una tacada traía a unos 'desconocidos' Juan Seba, Isidro Díaz y un futbolista que en la actualidad es entrenador, Roberto Martínez. Eran conocidos popularmente como "los tres amigos".

Empujados por una 'fiebre española' el Hull City fichaba a un gallego, sus archienemigos del Scunthorpe no se podían quedar de brazos cruzados y querían mover ficha, no fuera que en la soleada España estuviera una futura estrella. Tras otear el horizonte, decidieron pescar en las costas vascas: el elegido, un chico que respondía por el nombre de Jandro.

Un jovencísimo Kevin Keegan con el Scunthorpe. Foto enviada por Phil Moody, a la web Bob 70-71
La 'cuna' de Kevin Keegan
Un joven, rápido y vivo jugador del Scunthorpe United llamaba la atención, desde su llegada al club en 1967. Los rumores sobre su calidad se habían extendido por Inglaterra, el mítico entrenador de los 'reds' Bill Shankly lo reclamó para 'su' Liverpool.
La grada de The Kop iba a conocer a una leyenda, que junto a Clemence, Lloyd, Calaghan, Thompson, Smith y Toshack, escribirían páginas repletas de éxito de la historia del equipo.

Más tarde, cambió los aplausos de Anfield por los del Volksparkstadion de Hamburgo, donde rompió la maldición del 'inglés errante', dada la escasa cantidad de futbolistas ingleses que no triunfan fuera de la islas. Su espíritu migratorio quiso llevarlo a Italia, pero terminó regresando a casa, para defender las camisetas del Southampton y, cumpliendo un sueño de su niñez, bajo las rayas albinegras de las 'urracas' del Newcastle.

Los inicios son siempre difíciles
Jandro vivió temeroso sus primeros momentos en el Scunthorpe. Padecía problemas de comunicación y falta de cultura futbolística inglesa. Su aportación al club comenzaba en la liga de reservas, como telonero de un estadio sin público.

A pesar de que no acaba por despuntar, en parte porque su posición en el campo no era la adecuada, el club siguió apostando por él.

Por fin llegó el ansiado debut, ante el Hull City, donde el lenguaje universal de los cánticos y la atmósfera de los campos ingleses, le devolvían el carnet de futbolista.
Glandford Park
Glandford Park, la casa del Scunthorpe. Foto realizada por Bill Boaden
La magia del fútbol británico
Jandro o García como era conocido oficialmente en las Islas, se empapa de la cultura y tradición del balompié inglés, interesándose por la historia de la institución, donde aparece su idolatrado Kevin Keegan. Se preocupa de aprender el idioma para que no signifique una barrera a la hora de tratar con el míster o con sus compañeros..

Comienza a apreciar la magia de un fútbol humilde repleto de seguidores anónimos que devoran cada fin de semana kilómetros para ver al equipo de su ciudad o condado, dejándose la garganta en cada visita. Porque como dice el libro: "el fútbol es un juego que comienza a las 3 de la tarde en un sábado inglés".

El conjunto nacido de la siderurgia
Al Scunthorpe, fundado en 1910, se le conoce desde la década de los 50 como el 'iron' (hierro). Debido a las factorías que otorgan a la ciudad un color gris característico de las poblaciones industriales. El descubrimiento del metal convirtió a la antigua inhóspita población en un enjambre de casas adosadas, que crecían al mismo ritmo que la producción siderúrgica aumentaba.
Factoria de hierro de Scunthorpe, foto tomada por Alan Murray-Rust
El extranjero pasa a ser uno más en el equipo
Aunque al principio no estuvieran contentos con sus números como goleador, hasta que Jandro explicó que aquella no era su posición, muestra de una profesionalidad intachable por no haberse quejado de no jugar en otra demarcación.

El primer fichaje foráneo del Scunthorpe, excluyendo a escoceses, galeses e irlandeses, era un sencillo chico que procuraba crecer cada día y hacerse entender por sus compañeros, hablando en inglés. La adaptación era perfecta, por lo que el club lo mantuvo en nómina.

1999, la temporada de Jandro
En 1999, la medular del Scunthorpe tenía una manija que apuntaba al dorsal número 11 del mediocampista vasco, tras un par de temporadas aciagas, el equipo encontraba su rumbo bajo la dirección de Jandro. Lo que permitió al 'iron' pelear en la parte alta de la tabla.

El sistema de ascensos en esta categoría hacía que los tres primeros clasificados en la Liga subieran directamente, mientras que los 4 siguientes tuvieran que jugar unas semifinales a doble partido que terminaba con una final, con un escenario de categoría: el viejo Wembley.

La agonía galesa en semifinales
El Scunthorpe, que había acabado cuarto en la clasificación, se encontraba ante su penúltima parada en su camino hacia Wembley. El choque de semifinales enfrentaba al 'Iron' contra el Swansea City. En Gales se perdió por la mínima y el partido de vuelta se tiñó pronto de burdeos y celeste, colores del 'iron', cuando a los 2 minutos el Scunthorpe empataba la eliminatoria. Pero la agonía se alargaba media hora más, la prórroga era el juez que iba a dictar sentencia. De nuevo, a los dos minutos, se adelantaba el Scunthorpe, para más tarde sentenciar el partido y sellar el pase a la final.

El modesto 'iron' estaba a un paso de poder subir un escalón más y abandonar el pozo en el que se encontraban. El techo del club había sido alcanzado entre 1958 y 1964, cuando el equipo disputó el segundo nivel del fútbol inglés. Ahora, de la mano de un español, el ascenso a la Second Division estaba más cerca.
Álex Calvo-García salta al campo junto a sus compañeros. Foto propiedad de mundoplus.tv
La alegre concentración de Dublín
El míster del equipo, Brian Laws, había sido discípulo del mítico entrenador Brian Clough, y si algo había aprendido del maestro era que en el deporte hay momentos en los que se debe hacer grupo y quitar presión antes de una importante cita.
La ruta hasta Wembley se desvió durante unos días hacía Dublín, donde la concentración tuvo a las pintas de cervezas como consejeras y las borracheras hicieron de guías espirituales. El equipo estaba en una burbuja, sumido en una alegoría al compañerismo, repleto de cánticos y abrazos, mientras el balón guardaba pacientemente descansando en un rincón.

La gran final de Wembley
La gris ciudad industrial de Scunthorpe que tan bien había acogido a Álex, servía de idóneo hogar para su familia. Tanto amor por parte de la población tenía que ser correspondido.

Los nervios afloraban en el equipo, el rival era el Leyton Orient, curiosamente el primer club extranjero profesional en realizar una gira por España. Un telegrama de Kevin Keegan recordaba, desde la pared del vestuario local de Wembley, que el mito del fútbol inglés no se había olvidado de sus orígenes.

Las imágenes de aquel 29 de mayo de 1999 son parte de la memoria colectiva de la ciudad de Scunthorpe, el ambiente de las gradas, el desplazamiento masivo de hinchas y el bendito minuto 6 donde la cabeza de Jandro guió al esférico al fondo de las mallas, a la gloria deportiva, al ansiado ascenso. Aquel talentoso jugador que había deambulado por el fútbol vasco había encontrado su rumbo en una localidad inglesa, cuyo nombre sólo era conocido por el hierro. Y que a partir de aquella tarde iba a estar ligado al nombre y apellido de un español, que los llevó al ascenso en el santuario de Wembley.

Jandro cabeceando, en Wembley, el gol de la victoria del Scunthorpe
"El fútbol es un juego que comienza a las tres de la tarde en un sábado inglés" Iñigo Gurruchaga.

Del paro y ostracismo en España al éxito en Inglaterra
Jandro fue fiel al equipo que le devolvió el placer de jugar al fútbol, aunque dispusiera de muchas ofertas de otros clubes, defendiendo la camiseta del Scunthorpe durante 8 temporadas. El héroe de Wembley dejó el equipo en la campaña 2003-04.

Para su despedida se organizó un encuentro entre españoles que militaban en equipos de la Premier como el pionero Roberto Martínez, Gaizka Mendieta o Jordi Cruyff (que por aquel entonces jugaba en el Alavés) frente a los futbolistas del 'iron' que participaron en el glorioso ascenso del 1999. Un homenaje para el primer extranjero del Scunthorpe, un jugador que pasó de estar sin trabajo y sin objetivos a convertirse en ídolo y héroe en una población inglesa.

miércoles, 18 de enero de 2012

Los mejores cánticos ultras de las gradas europeas

En las gradas los ánimos alientan a los jugadores, dándoles calor y haciéndoles sentir en casa. Muchas veces se critica, con razón, la actitud violenta de algunos grupos ultras, barras bravas o torcidas, pero su presencia dan colorido y ambiente a las canchas.

Sudamérica es una fuente inagotable de ingenio, cuyos cánticos llegan a través del charco al viejo continente. En Europa destacó históricamente Italia e Inglaterra, pero en los últimos años han perdido peso, aunque clubes con menos tradición, como Cavese o Ascoli, están aportando su granito de arena.

Grecia, Turquía y la antigua Yugoslavia han tenido importancia por la atmósfera infernal de sus estadios, con bengalas y gran colorido heredado de América. Esta escenografía ha sido trasladada a otros deportes como el baloncesto.

Centroeuropa es la nueva cantera: el resurgir de los grupos en Alemania, que parecían haber caído en un sueño profundo, roto en los últimos años, junto con austriacos y, especialmente, polacos, han hecho de estos países las nuevas referencias del mundo ultra.

Las mejores canciones en las gradas
El siguiente listado está ordenado con el fin de numerarlo, no con la intención de establecer una clasificación de los mejores temas que se pueden escuchar en los estadios.

1. 'You'll Never Walk Alone'- Liverpool y Celtic
El Liverpool y el Celtic fueron los primeros clubes en interpretar el tema “You’ll Never Walk Alone” (nunca caminarás solo) en sus estadios. Escrito en 1945 para el musical de Broadway “Carrusel”, y después interpretada por diversos artistas, pero en especial fue un grupo de Liverpool, Gerry & The Pacemakers quién la popularizó en las Islas.

Según cuentan, en Anfield (Liverpool) era habitual en los años 60 escucharla por la megafonía. Un día, la grada de The Kop, dado que no sonaba el tema, comenzó a cantarla de manera espontánea, así se creó la costumbre de entonarla antes de la salida del equipo al campo de Anfield.

Por el lado del Celtic, se argumenta que en la histórica goleada que infligieron al Rangers en Copa, 7-1 en 1957, se escuchó a parte de la afición cantar el “You’ll Never Walk Alone”
Incluso el escudo de los 'reds' ha incorporado el lema en su escudo.

escudo Liverpool, You'll Never Walk Alone

2. Les Corons (Pierre Bachelet)- Racing Club de Lens
El equipo galo tiene una estrecha vinculación con la extracción del carbón, que se observa también en el escudo donde aparece una lámpara de minero. El cántico que se produce al inicio de la segunda parte de los partidos, en las gradas de Bollaert, es el hermoso 'Les Corons' de Pierre Bachelet, que se ha convertido en un himno para las regiones hulleras galas.

3. "Moliendo Café" (Hugo Blanco)- S.S. Cavese
En su afán por animar de una forma original respecto al resto de tiffosis, la grada de este modesto equipo italiano comenzó a utilizar una canción que había sido un éxito de los años 60, "moliendo café", escrita por el compositor venezolano Hugo Blanco en 1958 (llegó al top de ventas en Italia en1962).
La Curva Sud Castello Mari lo bautizó con el nombre de 'Dale Cavese', el cual se extendió como la pólvora, por los campos de fútbol de todo el planeta.

4. "Horto Magiko"- Panathinaikos
No podía faltar en este listado la mítica 'gate 13', los aficionados que tiñen de verde una parte de Atenas, tanto en fútbol como en baloncesto. Uno de sus cánticos más característicos es el de la 'hierba mágica'. Haciendo una metáfora de los que supone ser seguidor del PAO, una terrible adicción.


5. Carsi (Musalla Tasi)- Besiktas
En un listado de colectivos ultras, sería un pecado no incluir a ningún grupo turco. Me he decidido por el Besiktas, aunque podría haber servido cualquiera de sus vecinos de la ciudad de Estambul.



6. Every Breath You Take (The Police)- varios equipos El clásico tema de la banda liderada por Sting ha sido adaptada al cancionero de varios estadios de fútbol europeo, destacando por encima de todos las versiones realizadas por los hinchas del Estrella Roja de Belgrado, Olympiacos y Borussia Dortmund. Al tratarse de una letra sobre la obsesión por amar a alguien, encaja a la perfección con las pasiones futbolísticas.

7. Just Can't Get Enough (Depeche Mode)- Celtic Glasgow
Otro clásico ochentero que ha sido llevado a las gradas, Celtic Park ha comenzado a utilizar recientemente, desde 2010, este himno del synthpop como algo propio.

8. Rivers Of Babylon (The Melodians)- Rapid Wien
Este tema fue popularizado por Boney M en la década de los 70, siendo la versión de los ultras austriacos del Rapid uno de los pioneros en entonarlo, con un ritmo acompasado por palmas.


9. Yellow Submarine (The Beatles)- Forza Picchio- Ascoli
En la mayoría de fondos de los campos europeos se entona este tema, cogiendo la melodía del 'Yellow Submarine' de los Beatles. Pero son los ultras del Ascoli, actualmente en la serie B, los que han dado más fama a este cántico desde su poblada curva. Incluyendo en el simple, pero efectivo ánimo, el sobrenombre del equipo: picchio (pájaro), que fue quién guió a los primeros habitantes para fundar la ciudad.


10. Pipi Calzaslargas- Eintracht Frankfurt
Este personaje infantil, surgido de la imaginación de la escritora sueca Astrid Lindgren, nunca imaginó que su melodía podría llegar a ser una forma de alentar a un equipo de fútbol, son los ultras del Eintracht los que han tenido la original iniciativa de introducirlo en el fútbol.


11. La vida pirata- Bukaneros (Rayo Vallecano)
Una ciudad como Madrid, tan alejada de la costa, parece un lugar impropio para que una canción infantil sobre la piratería triunfe. Pero si el distrito es Vallecas, puerto sin mar y tradicional lugar donde se celebra la batalla naval, y el nombre de sus seguidores evoca a los abordajes y a la navegación: 'bukaneros', sólo queda buscar la melodía. Y lo encontraron, de una forma muy original, haciendo participar a todo el estadio. Demostrando que son uno de los mejores grupos ultras de España.


12. Aux Armes-Olympique Marsella Otro colectivo que hace participar a todo el estadio con sus cánticos es el "A las armas", también utilizado en Vallecas, de los comandos marselleses. Cuyas frases atraviesan el campo de un fondo al otro, buscando la complicidad de toda la grada.


13. Yankee Doodle- varios grupos
Otra de las adaptaciones, al repertorio de los grupos ultras, con un pasado histórico es el Yankee Doodle. Data del siglo XVI, pero es en la guerra de Independencia cuando se extiende su uso como burla, inicialmente, de los británicos hacia las tropas norteamericanas. Curiosamente fueron los rebeldes los que terminaron aceptando el cántico como propio y convirtiéndolo en una seña de identidad.


14. When The Saints Go Marching In- varios equipos
Otro clásico tema norteamericano, esta vez herencia de gospel, y utilizada muy a menudo en Inglaterra. Especialmente por los aficionados del Southampton, cuyo seudónimo de los santos casa con el título de la canción.

15. Go West (Village People)- varios equipos
Aunque el sencillo había nacido en 1979, fue en 1993 cuando la versión de los Pet Shop Boys lo catapultó a la fama. Su melodía ha sido usada principalmente en Inglaterra, por los seguidores de equipos de la Premier como el Arsenal o el West Bromwich Albion.

16. We're Not Gonna Take It (Twisted Sister)- Bayern Múnich
El Allianz Arena entona un clásico del heavy en su vertiente más glam. Editado en 1984 por la formación norteamericana Twisted Sister es tarareado por la grada muniquesa de manera constante.

17. Seven Nation Army (The Dynamics)- varios equipos
Otra versión moderna de un tema que ha sido llevado por los hinchas a los fondos es el Seven Nation Army, que vivió una segunda juventud de la mano de los White Stripes. En Italia es donde ha tenido más acogida como forma de animar, influenciados por la curva romana, que a su vez lo había aprendido de los ultras belgas tras su visita a Brujas. Llegando a ser muy habitual escucharlo cuando jugaba la selección italiana durante el Mundial de 2006 y la Eurocopa de 2008.


18. Enamorado de la Moda Juvenil (Radio Futura)- Atlético de Madrid
Los ultras de la Liga española pecan de copiar a las barras bravas sudamericanas, pero si hubiera que nombrar alguno que destaque por originalidad, habría que mencionar al Frente Atlético. Es uno de los temas más representativos del pop nacional y de la década de los ochenta, por lo tanto de la llamada "movida madrileña".


19. Himno del Centenario- Sevilla F.C.
Si hablamos de uno de los estadios de España que sirve de puente entre América y Europa podríamos pensar también en el Sánchez Pizjuán. Si hay que hablar de comunión de la grada con el club y de liturgia futbolística, eso es el himno sevillista. En 2006, con motivo del centenario del club hispalense, se realizó una nueva composición por parte del músico Javier Labandón "El Arrebato", tal fue el éxito, que es hoy en día la manera cómo se recibe al equipo en su salida en la 'Bombonera' de Nervión.


Aunque no vaya a mencionar ninguna canción suya, no puedo olvidarme del respeto que despiertan los ultras del Lech Poznan. La manera, vistosa y novedosa de animar que tienen los hinchas de este club polaco, como su aportación a hacerlo de espaldas al estadio, en momentos determinados, ha sido aplaudida por sus homónimos europeos, especialmente por los del Manchester City.

miércoles, 11 de enero de 2012

Los hinchas del fútbol son de Montevideo

El fútbol, nació en Inglaterra, en Sheffield concretamente. Pero si hay un país donde el desarrollo del deporte fue el más rápido y exitoso, ese calificativo es para Uruguay.

Uruguay, doble campeona olímpica
Antes de que los campeonatos del Mundo decidieran quien era el mejor equipo de fútbol del planeta, los JJ.OO eran la única muestra de dilucidar quien ostentaba ese honor. Y en aquellas primeras finales siempre se encontraban los charrúas. Con triunfos en las ediciones de 1924 (París) y 1928 (Ámsterdam).

En aquella primera victoria internacional de 1924, la selección dio una vuelta de honor ante el público parisino que había caído rendido a los pies de los orientales, agasajándoles con flores y aplausos, dando un nuevo término al deporte: la vuelta olímpica.

El primer título en la Copa del Mundo
Estos títulos eran refrendados con la organización y triunfo del primer Mundial, en 1930. El poder de la ‘celeste’ era incontestable, tres participaciones y tantas veces campeón. Uruguay dominaba el fútbol. El balompié era y es una religión, no en vano, en su capital nacían durante el siglo XIX sus clubes más representativos: Club Atlético Peñarol (1891) y Nacional (1899).

El partido que enfrenta a ambos es el derbi uruguayo por antonomasia y la rivalidad más antigua fuera de las islas británicas. El estadio que sirvió como escaparate del primer campeonato del Mundo, llamado el Centenario, es también el escenario de los duelos entre Peñarol y Nacional.

Estadio Centenario, Montevideo, Uruguay

Club Atlético Peñarol
Su nacimiento está vinculado al de la expansión del ferrocarril y al fervor de sus trabajadores por el deporte. La institución creció en torno a una zona residencial, por nombre Peñarol (que proviene de la deformación de la localidad italiana Pinerolo –Piamonte-), y tomó como primer nombre, en 1891, el de Central Uruguay Railway Cricket Club (CURCC), impulsado por la población británica que buscaba una asociación lúdica para distraerse.
escudo de Peñarol

Los colores eran los mismos que la locomotora ‘Rocket’, oro y negro (por el carbón), la legendaria máquina que en 1829 había vencido en la carrera celebrada en Liverpool sobre la distancia de una milla y cuyos tonos se asocian desde entonces inequívocamente al del tren y, por extensión, a los de Peñarol, el equipo aurinegro.

El CURCC desde 1892 volcó su actividad deportiva al fútbol, tras una votación para decidir la finalidad deportiva de la asociación. Entre los obreros y miembros del club se encontraban personas de distintas nacionalidades, este aspecto multicultural e internacional chocaba con otro de los clubes recién nacido, y que poseía raíces criollas: Nacional.

En 1914 se produce el cambio de nombre de la institución, pasando a ser denominado a partir de entonces como Club Atlético Peñarol, desligándose de la empresa ferroviaria. Motivo por el que desde Nacional se consideran como el decano del fútbol charrúa, argumentando que se trata de una nueva institución, aunque la FIFA y la CONMEBOL contemplen a Peñarol como continuación de la actividad del CURCC, amparándose en el reconocimiento que otorgó, en esa fecha, la Secretaría de Fútbol Uruguayo

Apodos 
Carboneros, sobrenombre surgido del color de la camiseta y por su vínculación con las locomotoras y los ferrocarriles.
Manya: viene de los años 30, del padre de Scarone, futbolista que participó en el primer mundial, cuando éste supo que su hijo, Héctor, dejaba Peñarol para ir a Nacional. Pronunciando la frase "acá no manyas, andá a manyar a otro lado" (aquí no comes, vete a comer a otro lado).

Peñarol disputa sus encuentros como local en el Centenario.
Tiene el galardón de mejor equipo Sudamericano del siglo XX.

Palmarés:
Campeonatos Uruguayos (46), incluyendo los de la etapa del CURCC, y los torneos amateurs. Se consideran profesionales desde 1932, donde suma 37 títulos de los 46 mencionados.
Internacionales: Intercontinentales (3) 1961 (ante Benfica), 1966 (Real Madrid) y 1982 (Aston Villa). Libertadores (5) 1960, 1961, 1966, 1982 y 1987. Es el club que más veces ha conseguido la distinción de campeón de clubes de la CONMEBOL.

Club Nacional de Football
Nacional surgía de la fusión de Uruguay Atlética Club y Montevideo Football Club, como colores se eligieron los de la llamada bandera de Artigas, uno de los símbolos nacionales de los orientales. Tanto el nombre como los símbolos utilizados por la institución evocaban a los sentimientos de orgullo patrio, en contraposición con la influencia anglosajona de Peñarol.
escudo Nacional Football

La primera equipación fue roja, con cuello de color azul y pantalón del mismo tono. Los problemas que surgieron con los primeros lavados, que desteñían, hizo decantarse por el blanco, manteniendo el pantalón azul y los detalles en rojo, conservando el espíritu de homenajear a la bandera tricolor de Artigas. Así como un bolsillo donde aparecía el escudo y que sirve como uno de los apodos con el que es conocido el club: bolso.
Otros sobrenombres son los tricolores, por los tonos utilizados. El equipo criollo, por los orígenes de la institución y el Decano, por considerar su nacimiento como el del primer club uruguayo.

Palmarés:
Campeonatos uruguayos (43).
Internacionales: Tres Libertadores y otras tantas intercontinentales: 1971 (ante Panathinaikos), 80 (Nott. Forest) y 88 (PSV), dos copas interamericanas (trofeo desaparecido, que estuvo en vigencia desde 1969 a 1998) y una recopa sudamericana.

Estadio: La cancha del club es el estadio Gran Parque Central, es el terreno de juego más antiguo del continente americano, y tiene el privilegio de ser el campo donde se disputara el primer partido correspondiente a una Copa del Mundo, 13 de julio de 1930, entre Estados Unidos y Bélgica. Si bien, a la misma hora y en esa fecha se celebraba otro encuentro inaugural en el hoy desparecido Estadio Pocitos, dicho enfrentamiento era entre México y Francia. De este emplazamiento, toman otro de sus sobrenombres: los parquenses.

La utilización del mítico Centenario, de propiedad municipal, es para los encuentros de mayor trascendencia, como los derbis.

El superclásico del fútbol uruguayo 
Es el que enfrenta a los dos grandes de Montevideo, que son también los clubes más importantes y populares del país. Son partidos históricamente muy parejos, a diferencia de otros derbis europeos más desiguales. Además, pueden presumir de tener la etiqueta de ser la rivalidad más antigua fuera de las islas británicas, desde el 15 de julio de 1900.

Nacional ostenta la mayor goleada, 6-0 en 1941, y el récord de haber estado 16 clásicos consecutivos invicto. Desde la década de los 80 la balanza de los derbis se desniveló hacia el lado manya.
Estos encuentros se disputan en el legendario Centenario. Dividiendo los corazones de los montevideanos y del resto de la geografía oriental, donde también dominan los carboneros por una ligera ventaja ante los tricolores. Aunque el número de socios de los seguidores del bolso sean más que sus vecinos de Peñarol.

El primer hincha del balompié
Otra de las aprotaciones de este clásico al mundo del fútbol, es la de uno de los seguidores de Nacional, Miguel Reyes, que hacía las labores de utillero en el equipo tricolor a principios del siglo XX. Su pasión por el equipo criollo le hacía entonar cánticos que se escuchaban en todo el estadio. Al preguntarse la gente, que acudía al fútbol, quién era esa persona que animaba tanto, la respuesta solía ser “es el hincha”, “es el que infla los balones”.

Esto ha motivado que los seguidores de Nacional sean la primera hinchada y nosotros, como apasionados al fútbol, debamos a Reyes el ser denominado como hinchas.

miércoles, 4 de enero de 2012

Guinea Ecuatorial: nuestra selección en África

Guinea Ecuatorial es el único país africano que tiene al español como idioma oficial, se trata uno de los territorios más pequeños del continente, de un tamaño similar al de la provincia de Badajoz, y está compuesto por una parte peninsular y otra insular (compuesto por varias islas). En la mayor de ellas, Bioko, es donde se encuentra la capital: Malabo.

Guinea Ecuatorial
Es un pueblo que a lo largo de su historia ha recibido la visita de numerosos colonos, desde holandeses a portugueses, pasando por los británicos, pero fueron los españoles los que terminaron tomando el control. Lo que motivó que el idioma de Cervantes sea hoy en día la lengua oficial y que la mayor parte de la población sea católica.

1968: nace un nuevo estado
El estado es independiente desde 1968, consecuencia de la descolonización del continente promovida por los organismos internacionales. Es un territorio que ha sido tradicionalmente rico en madera, cacao y café, y petróleo, de manera más reciente. Pero que no ha evitado, en su corta historia como país, situaciones de bancarrotas, dictaduras militares y periodos de gran pobreza entre sus habitantes.

El fútbol en Guinea Ecuatorial
El balompié es otra de las religiones en el país, la pasión de los habitantes por este deporte es notoria. Y dado el vínculo que existe con España, no es de extrañar ver camisetas de clubes de la Liga o de la selección española por las calles.

A pesar de ello, el deporte rey anda en pañales, su incursión en la FIFA ha sido en 1986 y la liga profesional está naciendo. Las alegrías a la nación vinieron de la mano del combinado femenino, que consiguió el campeonato africano en 2008, aunque pronto se vieron empañados por distintas acusaciones.

La modesta selección absoluta masculina está viviendo su etapa dorada: va a participar por primera vez en un torneo internacional y en los últimos años ha tenido un fuerte impacto popular, desde el instante en el que jugadores con nombre en la Liga española y ascendencia ecuatoguineana (Balboa, Benjamín, Bodipo, Engonga -como seleccionador-...) se enfundaron la camiseta roja del combinado ecuatoguineano.

camiseta Guinea Ecuatorial

Los hispanos-ecuatoguineanos convocados
Para la Copa Africana de Naciones, donde ejerce de anfitrión con Gabón, han sido llamados los siguientes futbolistas que juegan en clubes de nuestra liga, la mayoría de ellos nacidos en España y casi todos con padres o madres ecuatoguineanos:
  • Bodipo (Deportivo)
  • Sipo (Badajoz)
  •  'Kili' (Langreo)
  • Evuy (Villaviciosa)
  • Daniel Ekedo (San Roque)
  • Randy (Las Palmas)
  • Iván Zarandona (Lugo) 
  • Fabiani Bosio (Alcoyano)
  • Iván Bolado (Cartagena)
  • Juvenal (Sabadell)
  • Rui Fernando (U.D. Logroñés)
El antiguo seleccionador, el galo Herni Michel, tuvo varios roces con algunos jugadores de origen español, convirtiendo en polémica muchas de las últimas convocatorias y concentraciones. Parece que las aguas han vuelto a su cauce con la llegada del nuevo míster, Gilson Paulo.

La Copa Africana de Naciones
Nació en 1957 en Jartún (Sudán), como un torneo para las selecciones integrantes de la confederación. Celebrándose los torneos en principio con carácter bianual, aunque en algunas etapas se efectuaron dos campeonatos de forma consecutiva, hecho que se repetirá para la próxima edición, de 2013, que albergará Sudáfrica.
CAF, Guinea Ecuatorial 2012
Han escrito su nombre, como campeones, de 13 maneras distintas. El podio sigue liderado por los faraones:
  • Egipto 7 
  • Ghana 4 
  • Camerún 4 
  • Nigeria 2 
  • República Democrática del Congo (antiguo Zaire) 2 
  • Túnez 1 
  • Sudán 1 
  • Costa De Marfil 1 
  • Argelia 1 
  • Marruecos 1 
  • Etiopia 1 
  • Congo 1 
  • Sudáfrica 1 
Grandes ausentes para esta edición
Selecciones históricas como Egipto, Camerún, Nigeria, Sudáfrica y Argelia, que suman un total de 15 entorchados, no podrán reeditar su título en la Copa de África, al haber sido, sorprendentemente, eliminadas en las rondas de clasificación para la fase final, que se celebrará desde el 21 enero al 12 febrero, de 2012, en sede compartida entre Gabón y Guinea Ecuatorial.

El rey de la jungla
Si algo caracteriza a este torneo tan colorido y vistoso, además de ser uniformadas casi todas las selecciones por el gigante Puma, es por tener la mayoría de los equipos un sobrenombre referido al mundo animal: los leones indomables de Camerún, como los zorros del desierto de Argelia o las águilas verdes de Nigeria están fuera del torneo, pero los elefantes de Costa De Marfil, los leones (tanto de Senegal como los de Marruecos), las Águilas de Cartago (Túnez) y las de Malí son la alternativa de favoritos junto a las estrellas negras de Ghana, dentro de esta variopinta jungla de países, que busca proclamar un nuevo rey en África.
Túnez y Costa de Marfil, escudos
Escudos de las federaciones de Túnez y Costa de Marfil, águilas y elefantes respectivamente.
El rayo rojo ilumina Guinea Ecuatorial
Nuestra selección: Guinea Ecuatorial, se le conoce también como la Nzalang Nacional, pseudónimo del equipo ecuatoguineano escrito en fang (etnia mayoritaria del país) y que significa el rayo. Por lo que esperemos que caiga una descarga de buen juego sobre la selva ecuatoguineana para que el rojo de ‘nuestros chicos’ llegue lo más lejos posible, dando una alegría a un pueblo que, a pesar de los tormentosos momentos, no ha parado nunca de sonreír.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...