lunes, 17 de octubre de 2011

Historia de los Mundiales: Italia (1990)

Máximo goleador: Salvatore Schillaci (Italia), 6 goles
Sedes: Turín, Milán, Udine, Génova, Verona, Bolonia, Florencia, Roma, Nápoles, Bari, Cagliari y Palermo.
Partidos: 52
Número de goles (Media por partidos): 115 goles (2’2)
Número de espectadores (Media por partidos): 2.516.348 (48.391)

Participantes: 24
(África, 2) Egipto y Camerún
(Asia, 2) Emiratos Árabes y Corea del Sur.
(América, 6) Costa Rica. EE. UU, Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay.
(Europa, 14) Austria, Bélgica, Checoslovaquia, Escocia, España, Inglaterra, Italia, Holanda, Rep. Irlanda, R.F.A., Rumanía, Suecia, U.R.S.S. y Yugoslavia.

Final del campeonato: 8-Julio-1990, Roma. Olímpico. R.F.A. 1-0 Argentina (0-0 al descanso)

Italia acogía una Copa del Mundo por segunda vez. En la anterior ocasión, en 1934, el protagonismo había recaído tanto en el tono político que se le quiso dar al campeonato por parte de la maquinaria propagandística de Mussolini, como en la atmósfera prebélica que impregnaban ciertos enfrentamientos y que terminaría dividiendo Europa en dos partes mediante el muro de Berlín, que separó por un lado la parte occidental y capitalista con la otra cara del 'telón de acero', la de los países comunistas que giraban en torno al 'pacto de Varsovia'.

muro de Berlín
El muro, desde el lado occidental. Foto tomada por Thierry Noir en 1986.
Un año antes de comenzar el torneo, el 9 de noviembre de 1989, el muro de Berlín caía y con él una de las divisiones del viejo continente, pero no todo eran buenas noticias; Yugoslavia era un crisol multicultural y étnico que estaba a punto de resquebrajarse. Sería ésta su última participación mundialista como nación.

Estrellas estrelladas y grandes ausentes
En los anteriores torneos, los jugadores más importantes aparecieron para llevar a lo más alto a sus selecciones, en esta ocasión no aparecieron las estrellas y el protagonismo perteneció a futbolistas que no se contaba con ellos.

Entre las ausencias notables en el viejo continente estaban Dinamarca, Portugal y Francia que no se clasificaron. Una fase preliminar donde quedó para la posteridad la imagen ensangrentada del central Terry Butcher en el decisivo Suecia - Inglaterra que terminó dando el billete a sendas selecciones. Otras selecciones que no pudieron acudir, por diferentes motivos, eran México y Chile.

Chile y México, sancionados
Los aztecas fueron sancionados por un lapso de dos años, incluyendo los JJ.OO de Seúl y la cita mundialista, por haber alineado a cuatro jugadores que rebasaban la edad requerida en la competición de la Copa Mundial juvenil de 1989. Este escándalo es conocido como el de los "cachirules".

Chile también fue castigada, ya que su portero, Rojas, fingió que una bengala lanzada por el público brasileño le había impactado, cuando en realidad se autolesionó. Chile abandonó Maracaná debido a la supuesta agresión y el partido de clasificación se suspendió, con 1-0 a favor de la canarinha, resultado que dejaba a 'la roja' fuera del Mundial.

Cuando se supo la verdad, Rojas fue apartado perpetuamente del fútbol y Chile expulsada de la fase de clasificación para acudir a Italia 90, negándosele también la posibilidad de optar a la siguiente cita mundialista: Estados Unidos’94.


La mascota fue Ciao, se trataba de una figura cúbica con un esférico por cabeza y el balón fue el Adidas Etrusco. La canción del Mundial fue el exitoso tema, 'Un' Estate Italiana', interpretado a dúo por: Gianna Nannini y Edoard Bennato.
Caio y Etrusco, Italia 1990
Balón etruco y mascota Ciao, imagen tomada de la web de PaBLOG.
Primera fase: Compuesta por 6 grupos de 4 selecciones cada una. Pasaban a octavos los dos primeros de cada cuadro y los 4 mejores terceros, para completar los 16 equipos. Los anfitriones, junto a Checoslovaquia dominaron el grupo A. La sorpresa se instaló en los partidos del grupo B, donde los “leones indomables” de Camerún sorprendían al ganar a Argentina, en el partido inaugural, y posteriormente a Rumanía.

En el equipo africano destacaba Roger Milla que a sus 38 años se convertía en el jugador de más edad en marcar en un Mundial. Las tres selecciones pasaban a la siguiente fase. Otra de las 'cenicientas' que se rebelaba era Costa Rica, que dejaba en la cuneta a Escocia y Brasil para clasificarse como segunda de grupo, tras la selección brasileña. Colombia con jugadores como Valderrama y el excéntrico portero Higuita se mostraban como otra de las revelaciones, más por juego que por resultados, y acompañaban a la R.F.A. y Yugoslavia en el cuarto grupo como selecciones clasificadas.

El cuadro 'cafetero' fue fiel a un estilo vistoso de toque, pared y desmarque, instaurado por el técnico Maturana y ejecutado por el maestro Valderrama. El gol anotado por Freddy Rincón, en el minuto 90, daba la clasificación y demostraba que el juego exquisito era un sello innato al que no renunciaban ni en los momentos más difíciles.


España pasaba como líder de grupo, cediendo sólo un empate ante Uruguay, en esta fase destacó la gran actuación del madridista Míchel, muy entonado y bastante irascible, quién anotó un hat-trick, con dedicatoria a la prensa incluida, ante Corea del Sur, en un encuentro que se le estaba atragantando a la selección. Con el tercer tanto, el futbolista gritó "me lo merezco".


El último grupo de clasificación explicaba la tónica reinante de esta nueva edición de la Copa del Mundo; de seis partidos disputados, cinco empates y siete goles anotados. Es decir, gran igualdad, predominancia del juego defensivo, y pocos goles.

Inglaterra, la República de Irlanda y los Países Bajos sellaban su pase a la siguiente ronda. Una de las anécdotas de esta Copa, se revelaría décadas después, y no es otra que el 'pichichi' del campeonato, Lineker, durante su enfrentamiento ante la República de Irlanda, defecó sobre el césped.

 Octavos de final:
  • Camerún - Colombia (2-1). Dos de los equipos revelaciones se enfrentaban, el portero del equipo 'cafetero', Higuita, tenía por costumbre salir del área con el balón controlado, como un líbero, aquella tarde perdió el cuero ante Milla, que marcó. Camerún estaba en cuartos. 
  • Brasil - Argentina (0-1) Debido a los malos resultados de las grandes selecciones, en este Mundial se produjeron cruces entre las favoritas antes de tiempo. Brasil y Argentina se encontraban en octavos, Maradona apenas pudo brillar en todo el torneo, pero la única vez que lo hizo fue para asistir al rubio Caniggia, quién anotó.  Este encuentro, de histórica rivalidad, escribió una de sus páginas negras con los bidones de agua adulterados por las asistencias médicas argentinas y que terminaron ser bebidos por el rival. Branco, acabó el encuentro aturdido.
  • Inglaterra - Bélgica (1-0). David Platt marcaba de volea en el minuto 119, tras un sutil golpeo de falta realizado por Gascoigne, para clasificar a Inglaterra. Este gol sirvió para calmar los encendidos ánimos de las gradas, donde tuvieron que intervenir los carabinieri. 
  • Checoslovaquia - Costa Rica (4-1),en un choque más igualado que lo que el electrónico reflejó. El ariete Skuhravy anotaba un hat-trick, los tres tantos fueron con la cabeza.
  • Italia - Uruguay (2-0), los anfitriones tenían un buen conjunto, principalmente en la retaguardia donde Baresi, Bergomi y Maldini ejercían de 'capos', por delante tenían la batuta de grandes jugadores: Giannini, Donadoni o Baggio, y el ataque fue el elemento sorpresa, con la irrupción de un desconocido, el 'Totò' Schillaci.
  • R.F.A. - Holanda (2-1). En Milán se jugó casi un “derbi”, el 'della Madonnina', ya que se dio la circunstancia de que en la R.F.A. jugaban tres jugadores del Inter, Matthaus, Brehme y Klinsmann, y en Holanda la terna de extranjeros del A.C Milan, Gullit, Rikjaard y Van Basten, siendo por aquel entonces el máximo número de futbolistas foráneos permitido por club.  El supuesto imparcial público italiano, dividió sus ánimos hacia sus jugadores. El triunfo fue para los germanos, merced a los goles de los interistas: Brehme y Klinsmann.
  • España caía en la prórroga contra Yugoslavia (1-2). Stojkovic era, en esta ocasión, nuestro verdugo. En un partido donde Martín Vázquez puso el juego ofensivo de la selección. El gol definitivo vino precedido de una mala colocación de Míchel en la barrera, que facilitó el disparo de Stojkovic.
  • Irlanda - Rumanía (0-0, IRL pen), Irlanda, que debutaba en un Mundial, seguía en liza pese a no haber ganado ningún partido. Gracias, en gran parte, a su guardameta, Pat Boner. La progresión, pasito a pasito, del combinado verde sirvió de trasfondo histórico a la película 'The Van', de Stephen Frears.
Cuartos de final:
  • RFA - Checoslovaquia (1-0), Matthaus, de lanzamiento de penalti, adelantaba a los teutones, ante una selección checa que puso mayor resistencia cuando jugó en inferioridad numérica.
  • Yugoslavia - Argentina (0-0, ARG pen) La albiceleste no deslumbró como lo había hecho en México, cada partido despertaba más dudas, y el duelo de cuartos no fue una excepción. Aún con un hombre más, y bajo un sofocante calor, Argentina fue incapaz de perforar la meta del equipo balcánico. Los penaltis, que se habían adoptado en la Copa del mundo de 1982, volvían a ser los protagonistas de este campeonato, A pesar del fallo en la tanda de Maradona, Argentina, gracias a Goycochea, que fue la estrella parando dos lanzamientos yugoslavos, pasaba a semifinales. 
  • Italia - Irlanda (1-0), Schilacci seguía sumando goles, y convirtiéndose en inesperado héroe, ya que entró en la convocatoria de la selección en el último momento, partió como suplente y terminó siendo el ídolo de la azzurra, aunque su fama fue efímera porque futbolísticamente no aportaría nada más destacable en su carrera.
  • Inglaterra - Camerún (3-2) Inglaterra derrotaba a Camerún en un vibrante encuentro que terminó siendo el duelo más atractivo de todo el torneo. Lineker fue el salvador desde los once metros, primero en el 83', que supuso el empate, y más tarde en la prórroga, con otra pena máxima que le encaramaba, junto a 'Totò', como el máximo anotador del Mundial.
Semifinales:
  • R.F.A. - Inglaterra (1-1, RFA pen). Posiblemente, estos 'pross' eran la mejor selección inglesa desde 1966, a los Lineker, Gascoigne y Platt, ya citados, se sumaban Waddle, maravilloso extremo que  brillaría en el Olympique de Marsella, Beardsley y Barnes, entre otros redondeaban el plantel.

    Pero a pesar de este elenco, volvían a quedarse fuera de la contienda tras un cruce frente a Alemania Federal. Brehme y Lineker habían dejado el encuentro empatado, por lo que los once metros volvían a ser decisivos. En esta ocasión, Pierce y Waddle fallaron los penaltis en la tanda. Lineker entonaba su famosa frase: "el fútbol es un deporte de once contra once, y siempre ganan los alemanes".
  • Waddle y Matthaus, Italia 1990
    Matthäus consuela a Waddle, tras errar el último penalti.
  • Italia - Argentina (1-1, ARG pen), Argentina se jugaba el pase a la final en Nápoles y Maradona intentó conseguir el apoyo de 'su' público, de los tiffosis napolitanos, arremetiendo contra la política italiana que dejaba de lado al Sur. Apoyándose en su situación como estrella del Napoli. La grada desoyó a su astro y apoyó a Italia, aunque el corazón anduviera dividido.
    El encuentro terminó empatado, tras el gol de Schilacci y la réplica, que vino en la segunda mitad, por parte de Caniggia. De nuevo, se llegó a los penaltis donde el guardameta de la albiceleste, Goycochea, volvió a brillar, atrapando dos lanzamientos. 

La final: Dejó para la posteridad la imagen de Maradona insultado al público, ya que desde las tribunas, del olímpico romano, se abucheó al himno argentino. Atrás quedaba la plácida atmósfera de San Paolo, donde la albiceleste casi jugaba en casa, en el hogar del '10'.
Argentina en Italia 1990

Alemania basaba su juego en la fortaleza de su defensa: Kohler y Aurgenthaler, apoyado por la versatilidad de Brehme, la clase de Hässler y la velocidad de Littbarski, todo ello bajo la batuta de Mattäus y con el promedio goleador de Klinsmann.

Esta máquina de juego teutona pasó por encima a una mermada y deslavazada Argentina, que contaba con cuatro bajas significativas y que giraba alrededor de un Maradona, el cual no estaba tan fino como en 1986. El partido, poco atractivo, se decidió en la segunda mitad con la tarjeta roja a Monzón, en el 65', primera expulsión de un futbolista en una gran final, y a la que siguió un dudoso penalti en contra transformado por Brehme en el 85', quien lo ejecutó con su pierna derecha a pesar de ser zurdo. Para sumar otra anécdota al lanzamiento, el habitual ejecutor era Matthäus, años después ha reconocido que no quiso lanzarlo porque tenia que cambiar la bota, se le había roto en la primera mitad. y no confiaba en poder golpear bien al cuero.

Argentina, desquiciada, se quedaría con 9 hombres tras la doble amonestación de Dezotti en un ejercicio de impotencia por no poder atacar la meta defendida por Illgner. La Copa se había decidido desde la pena máxima, el hábitat habitual de esta anodina edición.  

Nace la nueva Alemania

La República Federal Alemana conseguía su tercer campeonato, siendo éste el último Mundial en el que jugaría bajo las siglas R.F.A. Beckenbauer se convertía en el segundo seleccionador que lograba el título como jugador (1974) y como entrenador. Éxito que ya había cosechado previamente Mario Zagallo, como futbolista en el 58 y 62, y en las labores de técnico en 1970.

Italia 1990
  1. R.F.A.
  2. Argentina
  3. Italia
  4. Inglaterra

16 comentarios:

  1. Ostras que recuerdos, lo leere con calma... he sentido un pánico atroz al ver la mascota, de la cual no tenia ni idea, ... Grande nuestro Naranjito, grande.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que bueno y que elegante era Waddle, uno de los jugadores con los que más he disfrutado y además curioso la mayor parte de su carrera fuera de las islas.

    Fdo Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  3. creo que sin duda es uno de los mejores mundiales.

    ResponderEliminar
  4. Tuvo bastante emoción pero futbolísticamente fue muy flojo!!!

    Fdo Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  5. Flojo y aburrido. Lo mejor fue el Camerún-Inglaterra, y el juego vistoso de Colombia. La pena es que se cruzaran las dos revelaciones del torneo, hubiera estado bonito haber visto a Colombia en cuartos o semis.

    ResponderEliminar
  6. Con el de EEUU, para mí el peor Mundial que vi. Y lo de Míchel, bueno, eres muy generoso con él: directamente se agachó para que no le diera el balón.
    F .Arellano

    ResponderEliminar
  7. Sí, he estado bastante generoso.

    Se me olvidaba. Como dice mi primo, también me declaro fiel admirador de Chris Waddle, de los pocos jugadores ingleses que han triunfado fuera de las islas.

    Fer, el 94 tuvo su gracia, comparado con éste, estaban Bulgaria y Rumanía, que le dieron un punto de elegancia al torneo.

    ResponderEliminar
  8. Es curioso eso que comentáis de que los ingleses no triunfan fuera; se habla a menudo de ello,sí,pero si uno se para a pensar, ¿cuántos italianos han triunfado fuera?, ¿y franceses?, ¿y españoles?
    De estos últimos, Suárez y poco más (quizá algo Torres en el Liverpool, pero sin títulos). Mendieta, Farinós, José Mari, Güiza, Guti... Creo que quitando a alemanes, argentinos y brasileños, la nómina es corta. Quizá podrías hacer un ranking de nacionalidades que trunfan fuera...
    Saludos,
    F. Arellano

    ResponderEliminar
  9. Pak job Ads and advertisements for
    Karachi,Lahore,Quetta,Peshawar,Multan,Hyderabad,Rawalpindi,Islamabad and
    http://allpkjobz.blogspot.com all cities of Pakistan

    ResponderEliminar
  10. Aprovecho para rendir tributo a José Luis Castells un buen amigo y una gran persona.

    Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  11. Buena pregunta Fer.

    De los franceses obviamente me quedo con Platini. De los españoles que han triunfado fuera, además de los citados, hay una nómina de jugadores en equipos humildes, o de segunda categoría: Iván Campo, Novo, César Navas, Álex Calvo, Calderón...

    Los italianos no son muy dados a salir del país, como nos pasaba a nosotros antes, ahora está Rossi, pero me cuesta hablar de una gran estrella transalpina que hayan despuntado.

    José Luis Castells q.e.p.d.

    ResponderEliminar
  12. Eso de triunfar fuera es un arma de doble filo siempre vas a encontrar casos a favor y en contra, me parece un debate estéril los buenos jugadores triunfan dentro y fuera si no triunfan es porque no son tan buenos.

    Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  13. muy bueno tu blog, me gusto bastante saludos desde chile

    ResponderEliminar
  14. Creo a opinion personal que fue uno de los mundiales más competitivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de los más aburridos. La final definió lo que fue el Mundial.
      Saludos a mis lectores chilenos.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...