miércoles, 22 de junio de 2011

Antonin Panenka o la osadía desde el punto de penalti

Posiblemente no exista en el mundo un lanzamiento más famoso desde los once metros que el que realizó el jugador de Checoslovaquia Antonín Panenka el 20 de junio de 1976 durante la final de la Eurocopa.

Checoslovaquia era una nación acostumbrada a los éxitos deportivos, como los vividos con los subcampeonatos en los Mundiales de 1934 ante la Italia de Mussolini y en 1962 en Chile frente a una Brasil sin Pelé, lesionado, pero que contaba con Vavá, Garrincha y Amarildo.

La Eurocopa de 1976
La Eurocopa había nacido en 1960 como un campeonato europeo de naciones emulando a la Copa América de la CONMEBOL. La U.R.S.S. (1960), España (1964), Italia (1968) y la R.F.A.(1972) ya habían estampado su nombre como vencedores del torneo.

Firma de Antonin Panenka.
En la edición de 1976, Checoslovaquia había eliminado a la poderosa U.R.S.S., a doble partido, en el enfrentamiento de cuartos de final, primero con victoria en Bratislava -hoy en día Eslovaquia- por 2-0, con gol de Panenka, para empatar en Kiev -actualmente Ucrania- a dos tantos.

La fase final del campeonato europeo
La ronda decisiva del torneo, celebrada en Yugoslavia, suponía otro reto para los checoslovacos. En semifinales esperaba la ‘naranja mecánica’ de Cruyff y Neskeens. El partido terminó empate y en la prórroga el equipo de Panenka anotaba dos goles que le daba el pasaporte para la final, donde esperaba el campeón del mundo, la Alemania Federal de Beckenbauer.

El desenlace del campeonato, disputado en Belgrado, terminaba con empate a dos, al estilo germano. Es decir, con un gol en el último minuto, que los llevaba al tiempo extra, donde el marcador no se movió. Los penaltis iban a decidir por primera vez al vencedor de un torneo internacional.

Fue el periodista español Rafael Ballester, el que ideó este sistema pionero para dilucidar el vencedor del trofeo veraniego Ramón de Carranza, en 1962. Sustituyendo al arcaico lanzamiento de moneda. Poco a poco todos los torneos internacionales lo fueron introduciendo en sus reglamentos.

La tanda de penaltis de Belgrado
En el cuarto lanzamiento, Hoeness, actual presidente del Bayern Múnich, había errado su penal, mandándolo a las nubes. El último de la tanda de Checoslovaquia correspondía al jugador del Bohemians de Praga: Antonin Panenka, curiosamente también máximo mandatario a día de hoy del club checo. Estaba en juego el primer título para Checoslovaquia y el rival era el legendario portero del Bayern, Maier.
Antonin Panenka
Panenka fiel a sí mismo, lanzó como solía hacerlo -llevaba dos años practicándolo-, a pesar de que algunos compañeros sabedores de su peculiar estilo trataran de disuadirle. Y así lo ejecutó, por el centro y suave, con una sutil vaselina que hizo entrar el balón en la red, dando a Checoslovaquia su primer título internacional, convirtiéndose gracias a su osadía en uno de los mitos inmortales del fútbol y creando escuela con una nueva forma de materializar un penalti.

video

Según Panenka, ningún guardameta era capaz de permanecer en el centro del arco en la ejecución de los 11 metros. En aquel entonces, todos tendían a lanzarse a uno de los lados en el último momento. A esta conclusión había llegado desde el instante que los entrenamientos del Bohemians concluían con una apuesta en forma de cerveza y chocolate, mientras Panenka intentaba marcar penas máximas y el cancerbero atajarlas.

Antonin Panenka, actualmente

Imitadores de Panenka
Muchos futbolistas se han disfrazado de Panenka con mayor o menor éxito: como Zidane, Totti, Juan Román Riquelme, Neymar, o Sebastián Abreu, convirtiendo el descaro del bigotudo checo aquella noche de junio de 1976 en una nueva genialidad para el fútbol.

5 comentarios:

  1. te falta al final casquero y calle jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Hola Óscar.
    Pues sí, Calle es un habitual lanzador de penaltis a lo Panenka, como Abreu.

    Y lo de Casquero es junto a Totti, dos de los más famosos errores.

    Muchas gracias por haber comentado.

    ResponderEliminar
  3. Siempre que veo a un jugador lanzar un penalti a lo Panenka, pienso que si yo fuera su entrenador estrangularía al jugador, aunque metiese el gol. Ya es bastante el sufrimiento (sobre todo en las tandas de penaltis) como para darle más emoción al momento.
    Fdo: Culebra

    ResponderEliminar
  4. Un penalti a lo panenka que termina con rídiculo espantoso y detenido por el portero es el de Cristiano Ronaldo en la final de la copa de Europa contra el Chelsea, pero de eso no se habla como tampoco se habla del ridículo espantoso que ha hecho este año cuando ha jugado con el Barca. Definitivamente Ronaldo no es uno de los grandes sino uno de esos jugadores sobrevalorados que se convierten en estrellas por lo extradeportivo como Lebron James.

    Fdo Gonzalo Largacha

    P.D. Deseo que River se tire 6 ó 7 años en segunda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no se habla porque aquel penalti de Crisitano no estaba tan mal tirado, dentro de lo que cabe -aunque si lo fallas, es que lo has lanzado mal. Y que yo recuerde, no fue a lo Panenka.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...