domingo, 11 de marzo de 2012

Laumen, el perforador de porterías del Borussia

El Borussia Mönchengladbach o Gladbach, forma con la que se denominó a la ciudad inicialmente, dominó durante un lapso de tiempo el fútbol germano. Es el club representativo de Mönchengladbach, población perteneciente a Renania del Norte y que dista a poca distancia tanto del cauce del río Rin como de la frontera con los Países Bajos.

Mönchengladbach, mapa

Breve historia de Prusia
Prusia fue un antiguo estado situado en centroeuropa, en sus orígenes, siglo XIII, habitado por un pueblo báltico, que nunca llegó a ser cristianizado, que recibió el nombre de borusios. En su etapa de mayor expansión, siglo XVIII, el territorio de Prusia llegó a extenderse por Polonia y territorios de Rusia y Alemania. Se le considera precursor y germen de la actual Alemania, de hecho tuvo como capital a Berlín.

La historia de Prusia se entremezcla con la de Alemania, durante el siglo XX, hasta su disolución, tras la II Guerra Mundial (1945). Los territorios prusianos fueron repartidos entre: Polonia, la U.R.S.S. y los diferentes landers de las, por entonces, recientemente creadas R.D.A. y R.F.A.

Borusianos por Alemania 
El nombre de Borussia, prusianos en latín, ha sido una denominación muy popular para bautizar a los clubes deportivos en Alemania. Los más aclamados son el de Mönchengladbach y el de Dortmund.

Con menor repercusión, homenajean al extinto estado Prusiano y a sus primeros habitantes, equipos situados en Wuppertal (Wuppertaler SV Borussia), Fulda (Sportclub Borussia 1904 Fulda), Neunkirchen (Borussia Neunkirchen), Friedenstal (Herforder Sportverein Borussia Friedenstal) y Colonia (Sport-Club Borussia Lindenthal-Hohenlind).

escudo del Borussia Mönchengladbach

Los primeros pasos del Gladbach
Aunque los orígenes se remontan al club Turnverein Germania 1889, oficialmente se considera el año 1900 como el momento en el que el Borussia aparece en escena. A pesar de ser una institución histórica y de estar arropado por un público muy fiel, los resultados no acompañaban en los primeros años.

Es en los 60 cuando el club despierta del letargo, con un celebrado título de Copa. Posteriormente, en 1965, el Gladbach se estrenaba oficialmente en la recién creada Bundesliga.

Los años 70 fueron la década dorada del cuadro teutón, es cuando el equipo se consolida en la élite, aupado por las estrellas emergentes que hacían que los títulos se fueran sumando.

El nombre de Borussia también conquistaba el continente, como Prusia había dominado Europa siglos atrás, alzándose con la Copa de la UEFA en dos ocasiones -siendo el primer club germano en proclamarse vencedor de la competición- que pudieron ser más, perdiendo por el balón doble de los goles en un duelo fratricida contra el Eintracht, en la primera final europea entre dos equipos alemanes.

Entremedias se escapaba la oportunidad de coronarse con la 'orejona', pero el Liverpool frenó el ímpetu de los borusianos. La negativa de los ‘reds’ a jugar la Intercontinental, otorgó la oportunidad al Gladbagh de conseguir un inesperado trofeo, pero otro histórico del fútbol mundial, Boca Juniors, impedía el triunfo (1978).

La plantilla, en la época dorada, estaba repleta de estrellas como: Vogts, Heyckness, Netzer y Laumen, a los que se añadieron posteriormente jugadores como Allan Simonsen y Uli Stielike. El poder del equipo llegó a ser por momentos insultante: como el 7-1 del año 1971 al Inter de Milán -que por culpa de una lata de coca-cola lanzada desde la grada y que impactó a un jugador interista se anuló el resultado- o el sonrojante 12-0 al otro Borussia, el de Dortmund, en 1978.

Borussia campeón de la Bundesliga
La plantilla del Borussia con la ensaladera de campeón de la Bundesliga.

Los días de vino y rosas quedaron atrás, como un bonito recuerdo. El título copero de 1995 fue un brindis a aquellos momentos de gloria que poco a poco se iban perdiendo. Por perder, hasta abandonaban por primera vez la máxima categoría, eran años complicados en los que los ascensos eran los nuevos momentos históricos del equipo de Renania, una ciudad de apenas 200.000 habitantes que sigue teniendo el segundo mejor registro de la Bundesliga, por detrás de su gran rival: el Bayern de Munich.

Palmarés:
Bundesliga 5: 1969-70, 1970-71, 1974-75, 1975-76, 1976-77
Copa 3: 1959-60, 1972-73, 1994-95
Copas de la UEFA 2: 1974-75, 1978-79 

En la actualidad parece que el club ha olvidado sus últimos sinsabores, mitigado con la actual generación de futbolistas, como el venezolano Arango, el alemán Hanke, y en especial dos jóvenes valores: Marco Reus y Patrick Hermann, surgido de la prolífica cantera del Gladbagh, donde también han aparecido legendarios jugadores como Lothar Matthäus, Günter Netzer, Jupp Heynckes, Marko Marin, Sebastián Deisler y Herbert Laumen o que ha servido como primer club para estrellas del fútbol alemán como Uwe Rahn, Berti Vogts, Stefan Effenberg y Uwe Kamps.

Gran ambiente en las gradas 
Como en la gran mayoría de estadios de la Bundesliga, la atmósfera del Borussia Park es extraordinaria. En 2004, el moderno feudo del Borussia abría sus puertas, sustituyendo al mítico Bökelberg. La nueva sede del Gladbach se levantaba sobre una antigua zona militar usada por los británicos, con un aforo para 54.000 espectadores. El equipo es conocido como ‘los potros’, por aquella capacidad en los años 70, de la mano del técnico Weisweiler, para sacar nuevos jóvenes valores al césped.

La institución cuenta con el respaldo de más de 40.000 socios, siendo la cuarta masa social más grande del país. El ambiente se puede comprobar en instantes como el momento en el que los hinchas entonan el emotivo tema.: 'Die Seele Brennt'.

estadio del Borussia, Borussia Park

Equipación 
El uniforme del Borussia es blanco, acompañado por los otros dos colores corporativos del club: el negro y el verde. A lo largo de los años la combinación de los tres tonos ha dado lugar a diferentes indumentarias, propio de la idiosincrasia de los clubes germanos.

Borussia Park

Herbert Laumen 
Nacido en el propio Moenchengladbach, la misma población que ha servido de cuna para personajes tan dispares como Goebbels, ministro nazi de propaganda o el creador del método Pilates.

Laumen junto a Netzer, Vogts y su paisano Heynckes, también natural de la ciudad, escribieron las páginas más exitosas del club. Laumen era un delantero rompedor, de disparo seco, que junto a Heyckness se convirtieron en la pesadilla de las defensas de la Bundesliga, de hecho todavía comandan la lista de máximos artilleros del club (195 goles para Jupp y 97 para Herbert).

Laumen defendió la camiseta de 'los potros' desde 1962 a 1971. En su última temporada para los de Renania, vivió uno de los momentos más anecdóticos de la competición alemana.

máximos goleadores del Borussia. Criens, Heynckes y Laumen
Máximos artilleros de la historia del Gladbach: Criens, Heynckes y Laumen.
De tal palo, tal aluminio 
El 3 de abril de 1971, el Borussia jugaba en casa, en el viejo Bökelberg, contra el Werder Bremen. Aquel día vestían de rojo, el Gladbach se estaba jugando la liga y Laumen había salido como suplente, llevando el 12 a su espalda. El marcador reflejaba el 1-1, cuando en el minuto 88 un balón sobrevoló la portería del Werder, Laumen saltó y al caer quedó enganchado en las mallas, como un atún atrapado por las redes, la fuerza con la que se adentró en la portería hizo que ésta se desencajara como un castillo de naipes movido por el viento.

video

El partido fue suspendido y posteriormente se decretó al Bremen como ganador del encuentro, al ser responsabilidad del equipo local el no haber podido proporcionar una segunda portería de repuesto, por lo que fue multado con 1.500 marcos alemanes.

Laumen y el palo roto en Bökelberg
Laumen, enrededado en las mallas de la portería caída.

El segundo título del Borussia no corrió peligro, dado que los resultados de la jornada acompañaron los intereses del Gladbach, pero este insólito e histórico momento del fútbol sirvió para que la Bundesliga obligara a todos los clubes a cambiar sus travesaños y palos de madera por los de aluminio, además de tener una meta de sustitución.

Una gran parte de los restos de aquel poste de madera se exhiben, actualmente, en una urna en el nuevo estadio del Borussia, como una de las joyas del museo que fueron testigo de uno de los capítulos más curiosos del club y de la historia del fútbol teutón.

4 comentarios:

  1. Como dato negativo para este equipo es que sufrió una de estas remontadas en el Bernabeu, remontadas por cierto que Cristiano Ronaldo y el resto de jugadores Top model no ha emulado nunca.

    Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  2. alvaro gran repaso a la historia de un grande de alemania, venido a menos pero un grande

    ResponderEliminar
  3. He vuelto a mi adolescencia al leer esos grandes jugadores de un país al que admiraba más que admiro (esa política que lo mancha todo. En aquella -y en esta- yo era más del Bayern del Kaiser, Muller y Koppellman que del Borussia M.

    ResponderEliminar
  4. @Gonzalo Tengo pensado lo de las remontadas como un futuro artículo.

    @Jairo Muchas gracias

    @Roberto Me alegra verte de nuevo por aquí. Al Bayern lo tengo respeto, pero no me cae bien.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...