viernes, 30 de septiembre de 2011

Historia de los Mundiales: México (1986)

Máximo goleador: Lineker (Inglaterra), 6 goles. 
Sedes: León, Guadalajara, Monterrey, Irapuato, Toluca, Puebla, Querétano, Nezahualcoyotl y México D.F.
Número de goles (media por partido): 132 goles (2.5)
Número de espectadores (media por partido): 2.393.331 (46.025)

Participantes: 24
(África, 2) Argelia, Marruecos.    (Asia, 2) Irak, Corea del Sur
(América, 6) Brasil, México, Paraguay, Canadá, Uruguay y Argentina
(Europa, 14) Bulgaria, Bélgica, Dinamarca, Escocia, España, Francia, Hungría, Inglaterra, Irlanda del Norte, Italia, Polonia, Portugal, RFA.y la URSS.
Final: 29-Junio-1986. Azteca, México D.F. Argentina 3-2 RFA (1-0 al descanso)

El Mundial debía haberse jugado para la edición de 1986 en Colombia, pero esa decisión fue tomada en 1974, antes de que se ampliara el número de participantes de 16 a 24 . La federación colombiana pidió que se volviera al antiguo formato ante la inviabilidad económica de afrontarlo, pero se rechazó la propuesta. Por lo que Colombia retiró su candidatura en 1983.

De los países que se presentaron su candidatura para ser elegidos (México, EE. UU y Canadá), fue escogido el país azteca con la controversia que suponía celebrarlo por segunda vez, en tan poco espacio de tiempo, y la suspicacia que levantaba la estrecha conexión que existía entre Havelange y el vicepresidente de la FIFA, Cañedo, que a su vez tenía una posición relevante en Televisa (canal de TV que recibió los derechos de emisión).

México 1970 y 1986
Carteles utilizados por México para los Mundiales que ejerció como anfitrión.
México se convertía así en el primer país que repetía la organización de la Copa. En el terremoto sufrido en 1985, en Mexico D.F., pudo haber acabado el sueño mundialista, pero las ayudas económicas hicieron que se superpusiera a la crisis.

La mascota era “Pique”, un chile jalapeño ataviado con un sombrero mexicano. El balón, el Adidas Azteca.

Adidas Azteca, subido a wikipedia por RoyFocker12
Tras el fracaso que supuso el sistema de competición en el mundial de España, con las dos fases de liguilla, se confeccionó uno nuevo en 1986. Se partía también de seis grupos con cuatro selecciones, los doce vencedores de grupo, más los cuatro mejores terceros, pasaban a octavos de final, en eliminatorias directas.

Primera fase: Argentina se mostraba como un equipo campeón, autoritario y con cambios tácticos desde la llegada de Bilardo al banquillo. Italia, por su parte, comenzaba otro campeonato renqueando, tras dos empates tuvo que decidir su pase ante Corea del Sur.

Los anfitriones lideraban su cuadro, en un grupo donde Bélgica parecía no arrancar. Mientras la U.R.S.S. y la Francia de Platini se paseaban, mostrando su superioridad en esta liguilla previa.
El grupo de España se inició con un partido ante Brasil, donde el gol fantasma de Míchel no subió al marcador pero sí lo hizo el tanto de Sócrates en fuera de juego (0-1). Ambas selecciones se clasificaron para octavos.

La “dinamita roja” danesa lideró su grupo con jugadores como Laudrup, Olsen, Lerby y la sorprendente Marruecos se clasificaba para la siguiente fase por delante de selecciones como Inglaterra, Polonia y Portugal, encajando sólo un gol, gracias a su excelente portero: Ezzaki Badou, que tras el Mundial firmaría por el RCD Mallorca.

La tarjeta roja mostrada al uruguayo José Batista a los 52 segundos, en el choque frente a Escocia, sigue siendo la expulsión más rápida de la historia de los Mundiales. En esta fase del campeonato es cuando nace la famosa “ola” en las gradas.

Octavos de final:
  • México-Bulgaria (2-0), los anfitriones cogían la buena 'ola' para pasar a cuartos.
  • URSS-Bélgica (3-4), Bélgica despertaba del letargo que estaba sumido en la primera fase y firmaba junto a la Unión Soviética uno de los mejores partidos de la Copa del Mundo. Épico encuentro que terminó con 2-2 y que tuvo su continuidad en la prórroga. Los Gerets, Scifo, Ceulemans y Vandenbergh demostraban que aquella generación de 'diablos rojos' pudo haber llegado muy lejos.
  • Brasil-Polonia (4-0) Careca, Sócrates, Alemao, Zico y compañía no encontraron oposición ante una Polonia que sin Lato ni Boniek se había convertido en una selección más plana, con menos magia.
  • Argentina-Uruguay (1-0), el partido más clásico del fútbol vivía otro capítulo más, con dos grandes del balompié frente a frente: Maradona frente a Francescolli.
  • Italia-Francia (0-2), Platini, con 31 años, sabía que este torneo era una oportunidad histórica para refrendar su condición de campeón de Europa (1984) y soñar con ser campeón del mundo.
  • Marruecos-RFA (0-1) África había situado a un país por primera vez en octavos, un premio que pudo ser mayor si Matthaus no hubiera anotado a dos minutos del final del encuentro.
  • Inglaterra-Paraguay (3-0), otra selección que buscaba la gloria tantas veces esquiva. En México los 'pross' llevaban una gran selección que mezclaba veteranía con juventud, y la misma sed de títulos. Peter Beardsley, Hodge y Glenn Hodle tenían al mejor socio como ariete: Lineker. Y en el banquillo había diferentes opciones como Chris Waddle o Barnes, con Shilton bajos palos.
  • Dinamarca-España (1-5). España barrió a la revelación del Mundial con el público de Querétano como principal aliado y Emilio Butragueño de estilete, autor de 4 goles. 

Cuartos de final:
  • Brasil-Francia (1-1, FRA pen)
  • RFA-México (0-0, RFA pen)
  • Argentina-Inglaterra (2-1)
  • España-Bélgica (1-1, BEL pen) 
Tres de los cuartos partidos llegaron a los penaltis. España no pudo con el genial portero Jean-Marie Pfaff y se volvió a casa en el mejor partido de la selección que merodeó la portería de Pfaff durante todo el encuentro, en especial los primeros minutos. Cuando el partido parecía decantarse del lado belga, Señor disparó seco desde fuera del área, en una jugada ensayada, para dar esperanzas a la selección.

Pero los penaltis, asignatura pendiente de Zubizarreta, fueron la tumba española y allí murieron las esperanzas de pisar las semifinales.

La efectividad alemana desde la pena máxima fue suficiente argumento para terminar con las aspiraciones de los anfitriones, que contaban con el astuto goleador Hugo Sánchez.

Francia seguía creciendo en cada partido, y se sobrepuso al gol de Careca tras una excelente jugada colectiva hilvanada a base de paredes. Los bleus insistieron por el flanco derecho donde Amoros y Rocheteau lanzaban balones al área, uno de ellos sirvió a Platini para festejar su cumpleaños y el empate.

La segunda mitad fue un festival ofensivo de ambas selecciones que tuvieron que decidir su pase en los penaltis, previamente Brasil había errado uno en la segunda mitad. La suerte desde los 11 metros sonrió al conjunto galo (a pesar del fallo de Platini en la tanda), poniendo fin a un intenso choque.

El único partido que se decidió en los 90 minutos fue el Argentina-Inglaterra, con el recuerdo de la guerra de las Malvinas presente (1982).

La “mano de Dios” de Diego apareció en el 1-0 marcando con su extremidad y el 2-0 fue la famosa carrera del “barrilete cósmico” regateando a cuántos jugadores ingleses se cruzaron. Lineker (fichó ese verano por el Barça) acortó distancias. Pero era el Mundial de Maradona, que entraba con merecimiento en el Olimpo futbolístico y en el corazón de millones de argentinos. Curiosamente la narración del mejor gol de la historia fue obra de un uruguayo, Víctor Hugo Morales.


Semifinales:
  • Francia-R.F.A. (0-2)
  • Argentina-Bélgica (2-0). 
La historia de 1982 se volvía a repetir y Alemania Occidental volvía a ejercer de verdugo de Francia en una Copa del Mundo. Brehme al inicio del choque y Voeller en los instantes finales daban la puntilla a una gran generación de futbolistas galos, como los centrocampistas creativos: Platini, Giresse, Tigana y Luis Fernández.

Maradona marcaba en el enfrentamiento entre Argentina y Bélgica por partida doble a los “diablos rojos”, que llegaron con la gasolina justa a esta fase decisiva del torneo. Scifo se llevó al premio al mejor jugador joven del campeonato.

La final:  Argentina-RFA 3-2.
Era la tercera final de Argentina y la quinta para Alemania en una Copa del Mundo. Era tal el respeto que había levantado Diego, que Matthaus hizo un marcaje individual sobre Maradona, como Vogts lo había hecho con Cruyff en el 74 o Beckenbauer, seleccionador en este Mundial, con Charlton en el 66.

115.000 espectadores llenaban el Azteca, y Argentina puso de cara el encuentro adelantándose, pero cuando quedaban 15 minutos Rumenigge acortó distancias y más tarde Voller igualaba la contienda en similares acciones a balón parado.

Cuando se pensaba en el tiempo añadido, apareció otro de los pilares de la albiceleste, Burruchaga, que asistido por Diego, anotaba el tercer y definitivo tanto. Argentina volvía a ser campeona ocho años más tarde.

México 1986
  1. Argentina
  2. R.F.A.
  3. Francia
  4. Bélgica

10 comentarios:

  1. Me acaba de dar un ataque de nostalgia pura y dura,.. no sé si podre sobreponerme en lo que resta de fin de semana,... vamos, que si ahora mismo veo en el carrefour el pack completo de los partidos de aquel mundial, me los compro...y espero a la media noche para verlos en su horario "natural"

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Este Mundial fue una gran competición, es cierto que es el primero que recuerdo nítidamente, visto ahora con perspectiva había un gran número de selecciones que optaban al título o a hacer algo grande: Argentina, Brasil, Francia, Bélgica, Dinamarca, Inglaterra y la RFA. La URSS, Italia y España estaban un escalón por debajo de los anteriores, pero no iban de comparsas.

    Es decir, uno de los Mundiales más igualados, si no hubiera estado Maradona, claro está.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Jesús, el problema era el horario de esta Copa para Europa, no como en el 70 que se pudo ver bien.

    ResponderEliminar
  4. En pocas palabras ¿Qué grande Maradona?

    Fdo. Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  5. Incluso mejor que Messi y CR7.


    Fdo Gonzalo Largacha Lamela

    ResponderEliminar
  6. Voy a tener que discrepar, eso sí, solo en lo de Maradona. Poner en el Olimpo a un jugador tramposo (partidos de sanción le caen ahora al que mete goles con la mano: Raúl en Champions), un jugador pillado estimulado con cocaína (Mundial EEUU), un jugador que no ganó nada en el Barcelona, que solo ganó un scudetto (y ojo a su relación con las mafias del lugar y apuestas clandestinas), que hizo el ridículo en la copa de Europa cayendo ante un Madrid con el campo cerrado, que se arrastró de mala manera por esos campo de Dios, no me parece que sea digno de tanta admiración. Solo en un país como Argentian, que ha hecho ídolos de gente como Perón, Evita, María Estela, etc., se puede entender tanto fanatismo. Un país que sigue celebrando haber ganado eun Mundial con trampas (Perú) hechas por una de las Dictaduras más sangrientas de todos los tiempos... Maradona estuvo en el sitio adecuado (México), en el momento adecuado (ante Inglaterra): ese segundo golazo, ante Italia, no se habría dado: la patada por detrás que se hubiera llevado al segundo regate, hubiera estado a la altura de la que le dio Goiko, para para fortuna del Pelusa, en Inglaterra aún se estilaba el fair play...
    En mi opinión, claro...

    F. Arellano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se te echa de menos en las tertulias futboleras.

      Eliminar
  7. bella época de cuando yo era estudiante y veía elmundial y a maradona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un Mundial muy entretenido. De los mejores de la historia.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...