jueves, 21 de agosto de 2014

Los apodos de la Conferencia Oeste, división Pacífico

La tercera de las divisiones de las que se compone la conferencia Oeste, de la liga profesional de baloncesto norteamericana (NBA), está formada por cinco equipos pertenecientes a las ciudades de: Oakland, Los Angeles, Phoenix y Sacramento.

Se dan dos circunstancias distintas en la división Pacífico respecto al resto de la competición:
  • por un lado nos encontramos con la única ciudad, Los Angeles, con dos equipos: Clippers y Lakers.
  • De todas las franquicias de la NBA, Golden State Warriors es la única que no lleva el nombre ni del estado ni de la ciudad que lo representa. Un hecho inaudito.  

Golden State Warrriors
La 'fiebre del oro' fue un movimiento migratorio de trabajadores que se vivió en California en el siglo XIX. Personas procedentes de todos los puntos del país se lanzaron al 'estado dorado' en busca de pepitas y del preciado botín.

El deporte californiano no fue ajeno a esta fiebre del oro, bautizando a su célebre equipo de la NFL como los San Francisco 49ers, con el año en el que se inició el desplazamiento (1849) y al conjunto de Oakland como los 'Golden State', sobrenombre del estado.

Precisamente, los Warriors comenzaron su andadura en Filadelfia, de donde tomaron el apodo de guerreros, posteriormente se trasladaron a San Francisco (1962-1971) antes de que la franquicia aterrizara finalmente en Oakland, donde se le añadió la coletilla del estado dorado. En los últimos años se está planteando un regreso de la entidad a San Francisco.

Colores: Oakland es la tierra del roble y del oro. En la bandera consistorial aparece el árbol sobre fondo dorado. El mismo color que utiliza el equipo. Otro de los tonos habituales es el azul, habitual en casi todos los equipos norteamericanos.

Logotipo: Ha evolucionado, desde la utilización del mapa del estado de California y la situación de Oakland, pasando por la imagen del puente hasta caricaturizar tipo cómic tanto el alias como la figura que lo acompaña.

A día de hoy, y con el regreso del gusto por lo antiguo, el emblema tiene cierto aire 'vintage' con el puente de la bahía (Bay Bridge) imperando. El mismo puente que une Oakland de San Francisco. Dos ciudades rivales que precisamente pugnan por hacerse dueñas de esta franquicia.

Golden Street Warriors

Campeonatos: 3
La institución posee una la larga trayectoria -fue fundada en 1946- en la que ha sumado 3 títulos, dos de ellos cuando estaba asentado en Filadelfia; el tercero, perteneciente a la etapa en Oakland, el cual data de 1975.


Los Angeles Clippers
Los Clippers son otro ejemplo de franquicia itinerante que no acaba de encariñarse con ninguno de sus destinos. Arrancó en Buffalo en 1970 donde tomó el sobrenombre de los Braves (valientes) para ser los Clippers a su llegada a San Diego en 1978.

Su siguiente etapa no le llevó muchos muchos kilómetros, ni siquiera se cambió de estado. La tranquilidad de San Diego fue cambiada por el ajetreo de Los Angeles. A pesar de la mudanza, los Clippers mantuvieron el nombre, referido a un rápido velero del s.XIX que se convirtió en la última esperanza para doblegar a los barcos movidos a motor.

La embarcación Cutty Shark, famosa por ser la imagen del whisky con el mismo nombre, fue uno de los últimos clippers.
La historia de los Clippers ha sido la versión baloncestística del 'patito feo'. Durante años ha estado a la sombra del otro equipo de la ciudad: Los Lakers, con mejor palmarés y una nutrida selección de grandes jugadores que avanzaban en las eliminatorias por el título y coleccionaban anillos.

La tendencia está cambiando es este lustro con las recientes victorias de los Clippers en los emparejamientos particulares y se especular con originar en breve a una gran rivalidad entre ambos, aunque nunca al nivel como se viven los derbis en el baloncesto europeo, a pesar de compartir el pabellón -Staples Center-.

Campeonatos: 0

Colores: Azul, blanco y rojo. Tonos heredados desde Buffalo y respetados en la etapa californiana en San Diego.

Los Angeles Clippers

El Staples Center pabellón donde juegan numerosas franquicias del deporte angelino, tanto L.A. Clippers y los L.A. Lakers -ambos pertenecientes a la NBA- como los Kings -dentro de la NHL- o los Sparks, dentro del basket femenino.

Logotipo: Criticado por algunos sectores debido a su parecido con el de los Lakers


Los Angeles Lakers
Se trata de una de las instituciones con más renombre en el baloncesto mundial. Los éxitos cosechados y la relevancia de muchos de los jugadores que han conformado su plantilla -Wilt Chamberlain, Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, Shaquille O'Neal, James Worthy, Jerry West, Kobe Bryant...- han provocado un gran número de fans a lo largo del planeta.

Además del gran magnetismo de los Lakers como equipo y del glamour que siempre ha desprendido el conjunto -empezando por su equipación y siguiendo por su hollywoodiense hinchada- están sus legendarios duelos contra Detroit Pistons, Chicago Bulls y Boston Celtics, en el enfrentamiento clave entre los dos grandes abanderados del basket profesional estadounidense.

Los Angeles Lakers, logo

El germen de la franquicia se remonta primero a los Detroit Gems, dentro de la NBL -competición fundada por importantes empresas y que supuso el espaldarazo final a la NBA- y más tarde a los Minneapolis Lakers (1947), paso del que tomó su consabido apodo, ya que Minnesota posee el sobrenombre del estado de los 10.000 lagos. Hubo que esperar a 1960 para que los Lakers definitivamente se establecieran en Los Angeles.

Colores: Oro y púrpura, desde 1967. Mismos tonos que los Kings de hockey hielo, colores siempre vinculados a la monarquía.

Durante un tiempo los Lakers fue la única franquicia que disputaba sus partidos de casa sin el habitual blanco inmaculado que el resto de equipos portaban en su propia cancha. El amarillo, dorado en realidad, se consideraba válido como uniforme local puesto que no confundía a los espectadores que siguieran el partido por las televisiones y que percibían la señal en blanco y negro.

El blanco, es también utilizado en las últimas temporadas pero como tercera indumentaria y con carácter de homenaje, concretamente a la figura del speaker Chick Hearn, siempre y cuando los Lakers disputen el partido en el Staples Center y que coincida en domingo.

Logotipo: Casi invariable e icónico, como el de sus máximos rivales: los Celtics.

Campeonatos: 16
Segunda franquicia con mejor palmarés, sólo por detrás de los 17 entorchados de los Boston Celtics.

Celtics vs Lakers

Sacramento Kings
La cuarta entidad de California lleva un tiempo viviendo en el alambre, más cerca de su desaparición que de labrar un prestigio en la NBA.

La capital del estado de California ha sido la última etapa en la larga historia de los Kings. Atrás quedaron Rochester (Nueva York), donde permanecieron tres décadas bajo el apodo de los Seagramas y posteriormente Royals, debido al patrocinio del whisky del mismo nombre.

Los Kings sufrieron el primer traslado a Cincinnati, Ohio en 1957 y otra posterior mudanza a Kansas City, en 1972. Fue aquí, en Misuri, donde se bautizó de manera forzosa como los Kings, con un significado similar al anterior, ya que el equipo de beisbol de la ciudad ya se llamaba Royals.

En 1985, los Kings se movilizaban otra vez desde Kansas City a Sacramento, con la amenaza constante de dejar California y realizar otro éxodo. Todo ello, a pesar de contar con una de las hinchadas más bulliciosas y de mayor apoyo del torneo.


Colores: Pasó del rojo y azul al púrpura y gris, desde 1994. Entre las razones para escoger el púrpura hay muchas. Morado es el tono habitual de la realeza y era el color con el que se presentaba el estuche de lujo del whisky Royal. Por otro lado, la propia ciudad de Sacramento tiene el morado reinando en la mayor parte de la bandera consistorial.


Campeonatos: 1 
El título fue en la época de Baltimore Royals.

Logotipo: También evolucionó en 1994. Del simple símbolo compuesto por un balón que tenía dientes de sierra en su parte superior, y que asemejaba a una corona, al modernizado emblema a base de corona, balón y un par de lanzas cruzadas.

Phoenix Suns
Phoenix es la capital de Arizona. Estado situado al sur del país y que pasa por ser uno de los más deshabitados y calurosos. Sólo la parte norte de Arizona se libra de las altas temperaturas reinantes en el resto del territorio y que llevó a los españoles a bautizarlo como árido.

El paraje desértico y la situación de Phoenix dentro del "valle del sol" fueron motivos suficientes para que el equipo escogiera el sobrenombre de 'Suns'.

Colores: Púrpura, naranja y negro. Los dos primeros han convivido siempre con la franquicia. El morado viene del emblema de la ciudad y el naranja bien podría ser por el tono de la tierra -donde destaca el cañón del Colorado-, el rojo y amarillo de la bandera del estado o el propio color que ofrece el sol.


Campeonatos: 0 

La mascota del equipo, 'Gorilla Suns', es una de las más importantes de la NBA. Lleva desde 1980 entreteniendo con su espectáculo.


El origen del gorila fue fruto de la casualidad. Justo en el momento en el que los dirigentes de los Suns buscaban una mascota que actuara ante el público apareció un mensajero vestido de primate al estadio, durante un partido de baloncesto. Aquella casualidad fue el inicio de otro de los símbolos del cuadro de Phoenix.

Logotipo: Ha permanecido la misma idea con leves cambios -un balón envuelto en llamas y brillando- y alguna modificación en los colores.

jueves, 31 de julio de 2014

La medicina ofrecida por Placebo cumple con su cometido

El placebo es una sustancia inocua capaz de experimentar efectos positivos sobre cualquier persona, a pesar de no contar con ninguna propiedad particular. Este es el título que eligieron dos viejos compañeros de escuela, Brian Molko y el escandinavo Stefan Olsdal, tras reencontrarse en Londres y decidir fraguar un proyecto musical clave en la escena musical británica de principios de los 90.

Contrario a su definición, Placebo como banda siempre tuvo características propias, un toque personal que abarca desde la voz nasal, con el timbre personal y rasgado de Molko, pasando a la poética guitarra de Olsdal, capaz de entonar embaucadoras ráfagas de notas musicales que siguen el compás de una potente batería, ahora en manos de Steve Forrest.

entrada de Placebo, Madrid

Placebo se ha sabido manejar con soltura entre las emociones y la sensualidad, dos terrenos donde dejan huella con elegancia. La apuesta natural de unos artistas que juegan habitualmente con la ambigüedad sexual y los excesos como reclamo ante su variopinto público.

Encasillados como una banda de rock alternativo y habitualmente dentro del britpop –aunque Molko naciera en Bélgica y Olsdal en Suecia-, con frecuencia se han mantenido aparte de la etiqueta, ya que su música no acaba de encajar con las tendencias marcadas por los abanderados tanto de la primera ola formada por Oasis, Blur o Pulp como en la siguiente hornada capitaneada por Keane y Coldplay.

Si bien es cierto que conservan lazos en común con otros representantes del movimiento, con Radiohead en la experimentación electrónica o Suede en la temática del desamor y la desolación, además de tener un líder de idéntica apariencia frágil y andrógina, como Brett Anderson.

Placebo presenta todos estos adjetivos a cuentagotas, mezclándolos en una coctelera, ofreciendo a veces el lado más íntimo en sus partituras y letras para en otras atacar con un estilo demoledoramente agresivo, casi autodidacta, a través de unas guitarras que abrazan el punk mientras Molko se debate en la oscuridad a luchar contra sus miedos y obsesiones, traducidas en metafóricas estrofas.


Concierto de L.A. y Placebo: Madrid, Palacio de los Deportes -30 de julio de 2014-

El recinto elegido para esta gira de Placebo a su paso por Madrid fue una versión reducida del Palacio de los Deportes, con un telón negro separando el graderío de la pista, estrechando las distancias y acrecentando el calor reinante en el pabellón.

El papel de teloneros recayó sobre los mallorquines L.A., quienes exhibieron sus cualidades en un mini-concierto rotundo con grandísimas sensaciones, invitando no sólo a degustar de su cuidadísimo indie-pop sino de apuntar su nombre para sucesivas giras, trasladando la magia de una noche veraniega en el mediterráneo al corazón de la capital.

Con extraordinaria puntualidad, y protegidos por un discreto juego de luces y monitores, saltaron Placebo, convertidos eventualmente en sexteto para este tour denominado como el 'Loud Like Love', séptimo disco de la formación.

Placebo en Madrid, Palacio de los Deportes

El set elegido se compuso de 20 temas que a pesar del vigésimo aniversario de la banda no supusieron un esperado repaso a la excelente discografía de Placebo, más bien la presentación en sociedad del último trabajo, sonando siete cortes durante la noche, y llevando hacia el ostracismo al anterior redondo: 'Battle For The Sun'.

Obviamente, hubo espacio para que los grandes himnos de la banda se hicieran hueco en el repertorio, motivando los mejores momentos de la velada. En especial cuando se sucedieron Meds, Song To Say Goodbye, Special K y The Bitter End, cuatro clásicos ofrecidos con acierto, bajo una dosis algo más pequeña de lo imaginado.

Porque gustara o no el listado de canciones que aparecieron, la energía y profesionalidad de Placebo es indudable, sacando el mejor sonido posible a través de los bafles, dejándose de artificios y poses, dando prioridad a la música sobre los grandilocuentes discursos -aunque se echara de menos algún comentario extra de Olsdal, cuya casa en Chueca delata su cariño por Madrid y su vida nocturna-.

Placebo en Madrid

Ofrecieron un show enérgico que podría haber rozado el sobresaliente si hubieran tenido la valentía de cambiar en Madrid el guión establecido en esta gira de tocar casi por completo el 'Loud Like Love', compensando así la ausencia de Placebo en la capital española en los últimos años, rescatando lo mejor de su lucido equipaje en estas dos décadas de continuos viajes.

Entre las 'píldoras' que no aparecieron: 20 Years, This Picture, Days Before You Came, Taste In Men, Black-Eyed, My Sweet Prince, You Don't Care About Us, Pure Morning o Without You I'm Nothing... demasiadas ausencias para una noche que prometía y aún así acabó cumpliendo.

miércoles, 23 de julio de 2014

Historia de los Mundiales: Brasil 2014

Máximo goleador: James Rodríguez (Colombia), 6 goles

Sedes:  Belo Horizonte, Brasilia, Cuiabá, Curitiba, Fortaleza, Manaus, Natal, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro, Salvador y São Paulo.
    
Número de goles:  171 (2.67 por partido). Mundial con más goles, igualando a Francia 1998.

Partidos disputados: 64
Número de espectadores: 3.429.873 (53.591 por partido)

Participantes: 32
(África, 5) Costa de Marfil, Nigeria, Camerún, Argelia y Ghana..
(América, 10) Costa Rica, Estados Unidos, Honduras y México (Sur) Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Uruguay y Brasil.
(Oceanía, 1) Australia.
(Asia, 3) Corea del Sur, Irán y Japón.
(Europa, 13) Alemania, Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Croacia, España, Francia, Grecia, Holanda, Inglaterra, Italia, Rusia, Suiza y Portugal.

Final: 13-Julio-2014, Río de Janeiro (Maracaná). Alemania 1-0 Argentina (0-0 al descanso y a la prórroga).

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

La XX edición de la Copa del Mundo volvía al continente americano. La FIFA acató la norma de rotar las sedes de los Mundiales y después de haberse celebrado en Asia (2002), Europa (2006) y África (2010), el ciclo tenía que concluir con un paso por América.

Brasil y Colombia fueron las dos únicas naciones que presentaron candidatura. Tras el abandono de los colombianos quedaron los brasileños como únicos posibles anfitriones, quienes a la vez se ganaron inmediatamente el billete para el torneo. España, vigente campeona, tuvo que clasificarse a través del grupo noveno europeo sin el privilegio de antaño de una plaza directa.

Bandera de Brasil

A pesar de las ilusiones depositadas y de la pasión con la que se vive el fútbol en Brasil, la preocupante situación económica de parte de la población -debida a la crisis y la acuciante diferencia entre ricos y pobres- junto con el desencanto de la sociedad brasileña, provocaron una ola de protestas que terminó saliendo del ostracismo al que le tenía adjudicado la organización oficial.

A todos estos factores hay que sumar la imposibilidad de terminar parte de las obras previstas, el caos circulatorio de muchas de las ciudades y el desborde del tráfico aéreo. Contratiempos que restaron lucidez a una esperada cita mundialística.

El balón
Después de la polémica suscitada con el Jabulani de Sudáfrica 2010, Adidas tenía un prueba de fuego con el nuevo balón de Brasil 2014. El nombre elegido, por votación popular, fue el de 'Brazuca', apelativo por el que se conoce a los brasileños fuera de su país.

Como no podía ser de otro modo, la alegría y el colorido de Brasil tenía que plasmarse en un balón con multitud de tonos e imposibles curvas sobre la esfera, como bailando samba alrededor de la superficie del cuero.


La mascota
Un animal tranquilo de la fauna brasileña como el armadillo fue la mascota elegida para la Copa del Mundo. La serenidad del pequeño mamífero se trasladó a las pobres ventas de su imagen y la escasa repercusión mediática de 'Fuleco' (nombre recibido al unir las palabras fútbol más ecología).

El armadillo, en peligro de extinción, posee una armadura exterior ósea que le sirve de protección y que hace que el mamífero se enrosque hasta quedar con una forma redonda.

Fuleco, armadillo, Brasil 2014

Grandes ausencias y debutantes
Bosnia resultó ser la única debutante de Brasil 2014. El conjunto balcánico certificó la clasificó al vencer en Kaunas a Lituania con gol de Ibisebic. Un tanto que los permitió pasar como uno de los líderes de los 9 grupos europeos.


Los otros 4 representantes del viejo continente llegaron a través de los emparejamientos de repesca, donde Francia tuvo que remontar el 2-0 en contra que encajó en Kiev, gracias a un contundente 3-0 en Saint-Denis. Otro de los choques más atractivos fue el que enfrentó a Suecia contra Portugal, o lo que es lo mismo: Ztlatan Ibrahimovic contra Cristiano Ronaldo. La eliminatoria se resolvió con un 4-2 global a favor de los lusos, con la firma de ambos protagonistas en los 6 goles.

México, habitual en los Mundiales, estuvo cerca de perder su billete a Brasil. Una serie de resultados negativos fueron maquillados gracias a los tantos in extremis de su enemigo íntimo. La victoria de Estados Unidos en la última fecha del haxagonal final de la CONCACAF sobre Panamá ofreció a los aztecas la opción de acudir a través del repechaje, con la débil Nueva Zelanda como contrincante.  

La plaga de lesiones de Brasil
Esta vigésima cita mundialista tuvo grandes ausencias de algunos futbolistas llamados a ser referencias de sus equipos. Una lista de lesionados encabezada por: Frank Ribery (Francia), Radamel Falcao (Colombia), Marco Reus (Alemania), Benteke (Bélgica), Montolivo y Rossi (Italia), Strootman y Van der Vaart (Holanda), Shirokov (Rusia), Thiago y Valdés (España) y continuada por Mandanda (Francia), Oviedo (Costa Rica),  Mati Fernández (Chile), Walker, Rodríguez y Walcott (Inglaterra), Kranjcar y Badelj (Croacia), Kruse (Australia) o Lars Bender (Alemania)...

Novedades en el campeonato del mundo
No fueron muchas las novedades, pero sí significativas.
  • El espray para las faltas. El árbitro de este modo delimita la distancia del balón.
  • El denominado Goal Control. Un complejo método formado por 14 cámaras que envían la información al reloj del colegiado de si el balón ha atravesado la línea de gol.
  • El tiempo muerto, de dos minutos, siempre y cuando el árbitro lo considerara oportuno al haber superado una temperatura (32ºC).
El espray tuvo una gran aceptación durante todo el torneo, logrando que se respetara la situación de la pelota y de la barrera humana.

El sistema anti goles fantasmas se estrenó con un disparo de Benzema, que tras golpear en el palo, fue introducido en su propia portería por el cancerbero Valladares durante el Francia-Honduras.

El primer tiempo muerto se produjo durante el Holanda-México de los octavos de final.

Brasil 2014, logo

Mundial 2014
Primera fase (ronda de grupos)
Se compuso de ocho grupos, con cuatro selecciones cada uno, de los que se clasificaban dos países para octavos de final. Es decir, el habitual formato de la competición desde que existen 32 participantes. El Mundial volvía a abrirlo el anfitrión con el encuentro inaugural.

Grupo A
El combinado brasileño colideró el cuarteto junto a México, con quienes empataron en su duelo particular tras una gran actuación del meta Ochoa. La decepción fue Croacia, cuyo talentoso centro del campo formado por Rakitic y Modric fue incapaz de destruir y construir a la vez.

Camerún se marchó con ningún punto, un gol a favor y bastantes sospechas de haber amañado su encuentro ante los balcánicos. Triste despedida para Eto'o de una Copa del Mundo. Alex Song vio en dicho encuentro la tarjeta roja, tercera para la familia Song de las ocho que ha visto Camerún en todos los Mundiales. Rigobert Song, tío de Alex, resultó expulsado en EE UU 94 y Francia 98.

Grupo B
España aterrizó con algunas dudas en Brasil, a pesar de contar con un equipo bastante similar al de anteriores citas internacionales. Diego Costa acudió como delantero, poniendo fin a la polémica que arrastró el hispano-brasileño de Lagarto, y por entonces jugador del Atlético de Madrid, de defender la 'Roja' en vez de la 'canarinha', su país natal.

España en Brasil 2014

El ciclo exitoso de España -con dos Eurocopas consecutivas (2008 y 2012) y el Mundial de Sudáfrica- se quebró en la primera ronda de 2014 con dos derrotas encadenadas ante Países Bajos (1-5) y Chile (0-2), justo líderes de este grupo.

España encajó ante Holanda uno de sus peores batacazos a nivel internacional. Una goleada que no vivía desde el 2-6 frente a Escocia de 1963. Estos cuatro goles de margen es la mayor derrota de un campeón del mundo en su defensa por el título. La 'Oranje', de este modo tan contundente, se vengaba de la derrota en 2010.

España confirmaba la maldición que parecen tener los campeones del mundo, ya que tres de los cuatro últimos campeones del mundo habían sido eliminados en la fase de grupos del siguiente Mundial (Francia 2002, Italia 2010 y España 2014).

Grupo C
Colombia apuntaba como una de las candidatas a llegar lejos en el torneo merced a un plantel variado con notables estrellas, a pesar de la baja de Falcao, entre los que destacaban Cuadrado, Teo Guitérrez, Armero, Ibarbo, Sánchez, Quintero, Jackson Martínez, el incombustible Yepes y el prometedor James Rodríguez.


Los 'cafeteros' cumplieron los pronósticos dejando libre una reñida segunda plaza que se adjudicó Grecia con un penalti transformado por Samaras en el último segundo de la tercera jornada.

El técnico argentino Pekerman tuvo el detalle de dar entrada, ante Japón, al veterano cancerbero colombiano Mondragón, quien entró en la historia de los Mundiales como el futbolista de mayor edad en disputar un partido: 43 años y 3 días. Un emotivo regalo de cumpleaños.

Grupo D
Estaba considerado como uno de los grupos de la muerte de esta edición. El desenlace fue el más imprevisto de todos los que pudieron darse. Costa Rica capitaneó el grupo tras deshacerse de tres campeonas del mundo -Uruguay e Italia con victoria- y empate con Inglaterra, los cuales sumaron la enésima decepción mundialista.

No funcionó la mezcla de veteranos y noveles de los 'pross', con Gerrard, Lampard, Lambert y Rooney, que hace de puente con los Sturridge, Sterling y Welbeck. Un plantel con escasa profundidad e ideas que hacía las maletas junto a Italia, en el triste adiós de Pirlo y Buffon, rubricando la eliminación en primera ronda de Sudáfrica.

El duelo entre Italia y Uruguay dejó una estampa para la posteridad con el mordisco de Luis Suárez a Chiellini, tercero en la carrera profesional del charrúa, lo que le valió un ejemplar castigo posterior de la FIFA motivado por la gravedad y la reincidencia del ariete en este tipo de comportamientos.


Grupo E
Francia y Suiza ocuparon los dos primeros cajones del grupo. Galos y helvéticos compensaron, levemente, el sonoro tropiezo que estaba suponiendo para Europa perder tantos representantes en esta fase inicial, con un parcial de seis de trece clasificados. 

Karim Benzema y Xherdan Shaqiri ejercieron de protagonistas para sus combinados con tres goles en tres encuentros. 

Grupo F
Leo Messi se quitó el peso de la presión con cuatro goles en las tres jornadas de liguilla. En los dos Mundiales anteriores solo había sumado un tanto. A pesar de la aparición del '10', Argentina sufrió en exceso ante sus acompañantes de grupo -Bosnia, Irán y Nigeria-. Siendo los africanos el otro octavofinalista.

Grupo G
Con Cristiano Ronaldo mermado físicamente y sin el apoyo de un compañero para liderar al equipo encarnado, Portugal llegó con escasas opciones a la última jornada en otra de las versiones del 'grupo de la muerte' que tuvo Brasil 2014.

El coraje de Estados Unidos y la incapacidad de Ghana, con un rosario de lanzamientos a puerta errados por los hermanos Ayew -hijos de Abedi Pelé-, Gyan, Asamoah, Boateng o Muntari, expulsados por indisciplina, terminaron por dejar en bandeja la segunda plaza a los 'yankis', dado que la primer puesto perteneció a Alemania.

Grupo H
Bélgica, junto a Colombia, representaban la vuelta de dos selecciones ilusionantes, con suficiente tradición mundialista y bajo la esperanza de superar el techo histórico personal gracias a unas plantillas envidiables, con todas las zonas del campo bien cubiertas.


El grupo invitaba a cualquier configuración y terminó saludando a la lógica con los 'diablos rojos' como líderes y a Argelia como sorprendente acompañante en el viaje a los octavos de final.

Se quedaron en el camino Rusia, dirigida por Capello, y Corea del Sur, a quienes el hecho de no ser anfitrión lastra mucho en su capacidad.

Octavos de final
Brasil 1-1 (3-2*) Chile
No estaba siendo bueno el Mundial de Brasil y no fue mejor en las rondas de eliminatorias. La siempre combativa Chile niveló a través de Alexis Sánchez el tanto de David Luiz. La 'Roja' tuvo fases dominadoras, a pesar de no contar con la mejor versión de un renqueante Arturo Vidal. Un lanzamiento al palo de Pinilla estuvo cerca de evitar lo inevitable, que no era otra que la tanda de penaltis donde Pinilla y Alexis volvieron a errar ante la gigantesca figura de Julio César que se convirtió en el héroe de este clásico del fútbol sudamericano.

Colombia 2-0 Uruguay
La sanción impuesta por la FIFA a Luis Suárez por el mordisco a Chiellini impidió al delantero de la 'Celeste' disputar el resto del campeonato. El castigo hizo mella en el resto de compañeros que cayeron ante la 'fiebre amarilla' desatada por James Rodríguez y su doblete. La joven selección 'cafetera' conseguía, de este modo, superar el techo colocado por la Colombia de Valderrama, Higuita, Rincón y Álvarez, cuando los octavos de final de 1990 significaron el mayor éxito del fútbol tricolor.


Países Bajos 2-1 México
México cayó en esa condena en la que tropieza cuando alcanza los octavos de final, siendo eliminados por sexta ocasión consecutiva. Esta vez, de manera cruel ya que el 'Tri' se adelantó a través de Gio Dos Santos para recibir dos tantos en los minutos finales: el primero de perfecta volea rematada por Sneijder y el segundo, al transformar Huntelaar un inexistente penalti sobre Robben.

Costa Rica 1-1 (5-3*) Grecia
Sin duda, las inesperadas revelaciones del Mundial. Los helenos nunca habían superado la fase preliminar y los 'ticos' ansiaban con hacer olvidar a la generación que se arrimó en 1990 entre los 16 mejores del planeta.

El tanto de Bryan Ruiz revolucionó Pernambuco a los 10 minutos. La expulsión de Duarte, junto a la entrada al terreno de juego de Gekas y Mitroglou, motivaron el asedio heleno hacia la meta defendida por Keylor Navas, quien no pudo espantar el chut final de Socratis Papastathopoulos que dio paso a una prórroga donde los europeos tuvieron el control y las ocasiones.

En la tanda de penaltis, el pleno de aciertos de los centroamericanos tuvo el complemento de una palomita de su cancerbero, a disparo de Gekas, para facilitar el pase a la gloria, a la zona de cuartos de final.

Gekas contra Navas

Francia 2-0 Nigeria
En un Mundial caracterizado por las buenas acciones de los porteros y por el número de prórrogas disputadas, Enyeama, el meta nigeriano, ensombreció su gran actuación con un fallo en un saque de esquina, el cual permitió que Pogba rematara solo en el área. La sentencia final de Valbuena confirmó las renovadas expectativas francesas para esta cita de 2014.

Alemania 2-1* Argelia
La venganza es un plato que se sirve frío, eso debieron pensar los argelinos cuando vieron que podían saldar cuentas ante Alemania, la selección que se alió en 1982 con Austria para impedir su clasificación. El honor de Madjer tenía que ser defendido por Feghouli y Brahimi, herederos del talento del norteafricano.

Con aires de 'vendetta' arrancó un duelo incómodo para los hombres de Löw donde la igualdad reinó en el choque. La prórroga descubrió el mejor tono físico de los germanos y la suerte de su cara, con un taconazo de Schürrle que tenía más opciones de nunca llegar a meta que de batir a Rais. La puntilla de Özil y la anécdota final de Djabou dibujaron el 2-1 definitivo.

gol de Schurrle

Argentina 1-0* Suiza
La garra de Javier Mascherano, la habilidad de Messi y el don de estar en el lugar adecuado de Di María fueron suficientes para doblegar a los suizos, quienes además se toparon con Romero y el poste para incapacitar a su equipo en el arreón final de la prórroga, que bien pudo transformarse en otra tanda de penaltis.

Bélgica 2-1* Estados Unidos
Sin duda, el choque más emocionante y entretenido de Brasil 2014. El empeño de los belgas y la tenacidad de los estadounidenses ofrecieron un gran espectáculo donde sobresalieron las innumerables paradas de Tim Howard, a quien sólo Lukaku y De Bruyne tuvieron la llave para reventar la cerradura del cancerbero 'yanki', acortó distancias Green, sin opciones de buscar la heroica.

Gol de Lukaku

Cuartos de final
Francia 0-1 Alemania
Un cabezazo de Hummels y la seguridad ofrecida por Neuer pudieron con Francia en este clásico del fútbol europeo. El portero del Bayern exhibió su pegada habitual de puños en distintas ocasiones, en especial con el cañonazo que Benzema quiso ajustar al palo corto en el tramo definitivo. Los germanos fieles a sí mismos alcanzaban otras semifinales en un torneo internacional.

Brasil 2-1 Colombia
La anfitriona contra uno de los protagonistas del Mundial, que además contaban con el máximo artillero del torneo, James Rodríguez, autor de 6 goles en 5 partidos, marcando en todos los encuentros. Un partido que prometía y que tuvieron a Zúñiga, por la lesión que produjo a Neymar, y al colegiado español Velasco Carballo como principales actores.

La 'canarinha' jugó a un nivel mejor que en otras citas, mientras que en Colombia desapareció parte de la alegría mostrada en el torneo. Anotaron los dos centrales, Silva y David Luiz, a balón parado. El primero al aprovechar un error en un saque de esquina y el segundo con el característico golpeo del defensor brasileño, seco y dirigido. El tanto final de James fue una anécdota para cerrar la mejor participación de Colombia en un Mundial.

Argentina 1-0 Bélgica
Al igual que Colombia, Bélgica estaba cerca de tocar su cénit. El Mundial de 1986, donde precisamente Argentina, liderada por aquel entonces Maradona, ejerció de verdugo, repetía en el camino de los 'diablos rojos'.

Sin Maradona, obviamente, y sin la trascendencia de Messi en el juego, aletargado desde que arrancaron los octavos, la albiceleste encontró a dos pilares en los que asentarse. Por un lado Mascherano, quien asumió el rol durante toda la cita mundialista e Higuain, enrabietado y enchufado a partes iguales. El latigazo del 'Pipita', al comienzo del partido, no tuvo casi respuesta en los belgas, a quienes faltó siempre la ambición.


Países Bajos 0-0 (4-3*) Costa Rica
El guión que tenía escrito este inédito duelo de cuartos se cumplió a rajatabla, con los europeos más lanzados al ataque y los centroamericanos parapetados alrededor dl felino cancerbero Keylor Navas, cuya cotización crecía como la espuma y al cual la madera salvaba en tres ocasiones durante el encuentro.

El técnico Louis Van Gaal se encargó de escribir el penúltimo capítulo, con un giro argumental brillante e insospechado. El marcador estaba en empate y la tanda de penaltis era una realidad cuando el seleccionador tulipán usó al meta Tim Krul como último cambio. La entrada del portero del Newcastle fue clave, siendo el artífice del triunfo neerlandés con dos grandes paradas.

Semifinales
Brasil 1-7 Alemania
Esta mayúscula paliza incluso minimizó el daño histórico producido por el 'Maracanazo'. Brasil volvía a sufrir una dura derrota como anfitrión, en el camino para alzarse como campeón en casa, como en 1950. Todo salió mal a la pentacampeona en aquel fatídico 8 de julio, para empezar contaban sin Thiago Silva, sancionado, y Neymar lesionado. Dos referentes para la 'verdeamarela'.

Veinte minutos fue el lapso de tiempo que necesitó Alemania para endosar la 'manita'. La presión asfixiante y el ataque letal permitieron desnudar a una Brasil ramplona que vestía harapos. Kroos y Khedira disfrutaron como niños ante una defensa rota que se resquebrajaba como figuras de porcelana y ante quienes los germanos tuvieron piedad de no seguir hurgando en el dolor de la 'Seleçao'.

Miroslav Klose, máximo artillero
Miroslav Klose fue el autor de una de las dianas en la goleada de Belo Horizonte ante Brasil. Nada menos que el 16º tanto en la historia de las Copas del Mundo, superando a la estrella local Ronaldo Nazario, el 'Fenómeno'.


Países Bajos 0-0 (2-4*) Argentina
Quinto enfrentamiento, desde que se iniciara en 1974, entre dos selecciones que defraudaron tras la bacanal ofrecida por Alemania. El estricto rigor táctico y el miedo a recibir un gol forzaron a que ninguno de los planteles tomaran riesgos en sus ataques. Argentina jugó el partido con brazaletes negros en recuerdo a Alfredo Di Stéfano.

Un imperial Mascherano y un acertado Romero compensaron las lagunas de Leo Messi, desaparecido en buena parte del enfrentamiento. Las dos atajadas del cancerbero argentino devolvían a la albiceleste la posibilidad de recuperar el legado de Maradona, con otra final mundialista.


Tercer puesto:
Brasil 0-3 Países Bajos
La prometedora selección 'Oranje', sustentada con el quinteto de veteranos -Robben, Van Persie, Sneijder, Huntelaar y Kuyt- y fogueada a través de un buen elenco de futuras estrellas -Vlaar, Blind, Memphis Depay y Wijnaldum tuvo su cuota de gloria al colgarse el bronce ante una herida Brasil que seguía sangrando tras el 'Mineirazo'.



Final:
Alemania 1-0* Argentina
El legendario y majestuoso Maracaná vivió otra prórroga, octava del torneo, para colocar la cuarta estrella a la 'Mannschaft'. El autor del gol fue Mario Götze, quien entró al campo para sustituir a Miroslav Klose.


Sin brillo y carente de espectacularidad transcurrió la final de 2014 entre germanos y argentinos, los cuales se volvían a ver las caras con un título de por medio, como en 1986 y 1990, con Matthaus y Maradona como abanderados por aquel entonces. Un testigo que recaía sobre Messi en el lado argentino y sobre varias manos en el caso alemán, demostrando la fuerza del bloque de Joachim Löw.

Los hombres de Sabella pudieron variar el rumbo del destino, en especial con Higuain, cuyo disparo se desviaba y mucho más tarde con Palacio, a quien los nervios le volvían a dejar en evidencia, como en las semifinales. El sacrificio habitual de Mascherano y la evaporación de la participación de Messi siguieron su curso para desesperación de Argentina.

Cuando todo apuntaba para una otra final por penaltis, emergieron las figuras de dos recién incorporados, Schürrle para asistir y Gözte para ejecutar, con el pecho y después voleando a las mallas de Romero. Europa conquistaba América. Por primera vez un país del viejo continente levantaba la Copa en América. Alemania recuperaba su hegemonía 24 años después, octava final y cuarto título para los teutones.


Brasil 2014
  1. Alemania
  2. Argentina
  3. Países Bajos
  4. Brasil

LinkWithin