miércoles, 23 de julio de 2014

Historia de los Mundiales: Brasil 2014

Máximo goleador: James Rodríguez (Colombia), 6 goles

Sedes:  Belo Horizonte, Brasilia, Cuiabá, Curitiba, Fortaleza, Manaus, Natal, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro, Salvador y São Paulo.
    
Número de goles:  171 (2.67 por partido). Mundial con más goles, igualando a Francia 1998.

Partidos disputados: 64
Número de espectadores: 3.429.873 (53.591 por partido)

Participantes: 32
(África, 5) Costa de Marfil, Nigeria, Camerún, Argelia y Ghana..
(América, 10) Costa Rica, Estados Unidos, Honduras y México (Sur) Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Uruguay y Brasil.
(Oceanía, 1) Australia.
(Asia, 3) Corea del Sur, Irán y Japón.
(Europa, 13) Alemania, Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Croacia, España, Francia, Grecia, Holanda, Inglaterra, Italia, Rusia, Suiza y Portugal.

Final: 13-Julio-2014, Río de Janeiro (Maracaná). Alemania 1-0 Argentina (0-0 al descanso y a la prórroga).

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

La XX edición de la Copa del Mundo volvía al continente americano. La FIFA acató la norma de rotar las sedes de los Mundiales y después de haberse celebrado en Asia (2002), Europa (2006) y África (2010), el ciclo tenía que concluir con un paso por América.

Brasil y Colombia fueron las dos únicas naciones que presentaron candidatura. Tras el abandono de los colombianos quedaron los brasileños como únicos posibles anfitriones, quienes a la vez se ganaron inmediatamente el billete para el torneo. España, vigente campeona, tuvo que clasificarse a través del grupo noveno europeo sin el privilegio de antaño de una plaza directa.

Bandera de Brasil

A pesar de las ilusiones depositadas y de la pasión con la que se vive el fútbol en Brasil, la preocupante situación económica de parte de la población -debida a la crisis y la acuciante diferencia entre ricos y pobres- junto con el desencanto de la sociedad brasileña, provocaron una ola de protestas que terminó saliendo del ostracismo al que le tenía adjudicado la organización oficial.

A todos estos factores hay que sumar la imposibilidad de terminar parte de las obras previstas, el caos circulatorio de muchas de las ciudades y el desborde del tráfico aéreo. Contratiempos que restaron lucidez a una esperada cita mundialística.

El balón
Después de la polémica suscitada con el Jabulani de Sudáfrica 2010, Adidas tenía un prueba de fuego con el nuevo balón de Brasil 2014. El nombre elegido, por votación popular, fue el de 'Brazuca', apelativo por el que se conoce a los brasileños fuera de su país.

Como no podía ser de otro modo, la alegría y el colorido de Brasil tenía que plasmarse en un balón con multitud de tonos e imposibles curvas sobre la esfera, como bailando samba alrededor de la superficie del cuero.


La mascota
Un animal tranquilo de la fauna brasileña como el armadillo fue la mascota elegida para la Copa del Mundo. La serenidad del pequeño mamífero se trasladó a las pobres ventas de su imagen y la escasa repercusión mediática de 'Fuleco' (nombre recibido al unir las palabras fútbol más ecología).

El armadillo, en peligro de extinción, posee una armadura exterior ósea que le sirve de protección y que hace que el mamífero se enrosque hasta quedar con una forma redonda.

Grandes ausencias y debutantes
Bosnia resultó ser la única debutante de Brasil 2014. El conjunto balcánico certificó la clasificó al vencer en Kaunas a Lituania con gol de Ibisebic. Un tanto que los permitió pasar como uno de los líderes de los 9 grupos europeos.


Los otros 4 representantes del viejo continente llegaron a través de los emparejamientos de repesca, donde Francia tuvo que remontar el 2-0 en contra que encajó en Kiev, gracias a un contundente 3-0 en Saint-Denis. Otro de los choques más atractivos fue el que enfrentó a Suecia contra Portugal, o lo que es lo mismo: Ztlatan Ibrahimovic contra Cristiano Ronaldo. La eliminatoria se resolvió con un 4-2 global a favor de los lusos, con la firma de ambos protagonistas en los 6 goles.

México, habitual en los Mundiales, estuvo cerca de perder su billete a Brasil. Una serie de resultados negativos fueron maquillados gracias a los tantos in extremis de su enemigo íntimo. La victoria de Estados Unidos en la última fecha del haxagonal final de la CONCACAF sobre Panamá ofreció a los aztecas la opción de acudir a través del repechaje, con la débil Nueva Zelanda como contrincante.  

La plaga de lesiones de Brasil
Esta vigésima cita mundialista tuvo grandes ausencias de algunos futbolistas llamados a ser referencias de sus equipos. Una lista de lesionados encabezada por: Frank Ribery (Francia), Radamel Falcao (Colombia), Marco Reus (Alemania), Benteke (Bélgica), Montolivo y Rossi (Italia), Strootman y Van der Vaart (Holanda), Shirokov (Rusia), Thiago y Valdés (España) y continuada por Mandanda (Francia), Oviedo (Costa Rica),  Mati Fernández (Chile), Walker, Rodríguez y Walcott (Inglaterra), Kranjcar y Badelj (Croacia), Kruse (Australia) o Lars Bender (Alemania)...

Novedades en el campeonato del mundo
No fueron muchas las novedades, pero sí significativas.
  • El espray para las faltas. El árbitro de este modo delimita la distancia del balón.
  • El denominado Goal Control. Un complejo método formado por 14 cámaras que envían la información al reloj del colegiado de si el balón ha atravesado la línea de gol.
  • El tiempo muerto, de dos minutos, siempre y cuando el árbitro lo considerara oportuno al haber superado una temperatura (32ºC).
El espray tuvo una gran aceptación durante todo el torneo, logrando que se respetara la situación de la pelota y de la barrera humana.

El sistema anti goles fantasmas se estrenó con un disparo de Benzema, que tras golpear en el palo, fue introducido en su propia portería por el cancerbero Valladares durante el Francia-Honduras.

El primer tiempo muerto se produjo durante el Holanda-México de los octavos de final.

Brasil 2014, logo

Munndial 2014
Primera fase (ronda de grupos)
Se compuso de ocho grupos, con cuatro selecciones cada uno, de los que se clasificaban dos países para octavos de final. Es decir, el habitual formato de la competición desde que existen 32 participantes. El Mundial volvía a abrirlo el anfitrión con el encuentro inaugural.

Grupo A
El combinado brasileño colideró el cuarteto junto a México, con quienes empataron en su duelo particular tras una gran actuación del meta Ochoa. La decepción fue Croacia, cuyo talentoso centro del campo formado por Rakitic y Modric fue incapaz de destruir y construir a la vez.

Camerún se marchó con ningún punto, un gol a favor y bastantes sospechas de haber amañado su encuentro ante los balcánicos. Triste despedida para Eto'o de una Copa del Mundo. Alex Song vio en dicho encuentro la tarjeta roja, tercera para la familia Song de las ocho que ha visto Camerún en todos los Mundiales. Rigobert Song, tío de Alex, resultó expulsado en EE UU 94 y Francia 98.

Grupo B
España aterrizó con algunas dudas en Brasil, a pesar de contar con un equipo bastante similar al de anteriores citas internacionales. Diego Costa acudió como delantero, poniendo fin a la polémica que arrastró el hispano-brasileño de Lagarto, y por entonces jugador del Atlético de Madrid, de defender la 'Roja' en vez de la 'canarinha', su país natal.

España en Brasil 2014

El ciclo exitoso de España -con dos Eurocopas consecutivas (2008 y 2012) y el Mundial de Sudáfrica- se quebró en la primera ronda de 2014 con dos derrotas encadenadas ante Países Bajos (1-5) y Chile (0-2), justo líderes de este grupo.

España encajó ante Holanda uno de sus peores batacazos a nivel internacional. Una goleada que no vivía desde el 2-6 frente a Escocia de 1963. Estos cuatro goles de margen es la mayor derrota de un campeón del mundo en su defensa por el título. La 'Oranje', de este modo tan contundente, se vengaba de la derrota en 2010.

España confirmaba la maldición que parecen tener los campeones del mundo, ya que tres de los cuatro últimos campeones del mundo habían sido eliminados en la fase de grupos del siguiente Mundial (Francia 2002, Italia 2010 y España 2014).

Grupo C
Colombia apuntaba como una de las candidatas a llegar lejos en el torneo merced a un plantel variado con notables estrellas, a pesar de la baja de Falcao, entre los que destacaban Cuadrado, Teo Guitérrez, Armero, Ibarbo, Sánchez, Quintero, Jackson Martínez, el incombustible Yepes y el prometedor James Rodríguez.


Los 'cafeteros' cumplieron los pronósticos dejando libre una reñida segunda plaza que se adjudicó Grecia con un penalti transformado por Samaras en el último segundo de la tercera jornada.

El técnico argentino Pekerman tuvo el detalle de dar entrada, ante Japón, al veterano cancerbero colombiano Mondragón, quien entró en la historia de los Mundiales como el futbolista de mayor edad en disputar un partido: 43 años y 3 días. Un emotivo regalo de cumpleaños.

Grupo D
Estaba considerado como uno de los grupos de la muerte de esta edición. El desenlace fue el más imprevisto de todos los que pudieron darse. Costa Rica capitaneó el grupo tras deshacerse de tres campeonas del mundo -Uruguay e Italia con victoria- y empate con Inglaterra, los cuales sumaron la enésima decepción mundialista.

No funcionó la mezcla de veteranos y noveles de los 'pross', con Gerrard, Lampard, Lambert y Rooney, que hace de puente con los Sturridge, Sterling y Welbeck. Un plantel con escasa profundidad e ideas que hacía las maletas junto a Italia, en el triste adiós de Pirlo y Buffon, rubricando la eliminación en primera ronda de Sudáfrica.

El duelo entre Italia y Uruguay dejó una estampa para la posteridad con el mordisco de Luis Suárez a Chiellini, tercero en la carrera profesional del charrúa, lo que le valió un ejemplar castigo posterior de la FIFA motivado por la gravedad y la reincidencia del ariete en este tipo de comportamientos.


Grupo E
Francia y Suiza ocuparon los dos primeros cajones del grupo. Galos y helvéticos compensaron, levemente, el sonoro tropiezo que estaba suponiendo para Europa perder tantos representantes en esta fase inicial, con un parcial de seis de trece clasificados. 

Karim Benzema y Xherdan Shaqiri ejercieron de protagonistas para sus combinados con tres goles en tres encuentros. 

Grupo F
Leo Messi se quitó el peso de la presión con cuatro goles en las tres jornadas de liguilla. En los dos Mundiales anteriores solo había sumado un tanto. A pesar de la aparición del '10', Argentina sufrió en exceso ante sus acompañantes de grupo -Bosnia, Irán y Nigeria-. Siendo los africanos el otro octavofinalista.

Grupo G
Con Cristiano Ronaldo mermado físicamente y sin el apoyo de un compañero para liderar al equipo encarnado, Portugal llegó con escasas opciones a la última jornada en otra de las versiones del 'grupo de la muerte' que tuvo Brasil 2014.

El coraje de Estados Unidos y la incapacidad de Ghana, con un rosario de lanzamientos a puerta errados por los hermanos Ayew -hijos de Abedi Pelé-, Gyan, Asamoah, Boateng o Muntari, expulsados por indisciplina, terminaron por dejar en bandeja la segunda plaza a los 'yankis', dado que la primer puesto perteneció a Alemania.

Grupo H
Bélgica, junto a Colombia, representaban la vuelta de dos selecciones ilusionantes, con suficiente tradición mundialista y bajo la esperanza de superar el techo histórico personal gracias a unas plantillas envidiables, con todas las zonas del campo bien cubiertas.


El grupo invitaba a cualquier configuración y terminó saludando a la lógica con los 'diablos rojos' como líderes y a Argelia como sorprendente acompañante en el viaje a los octavos de final.

Se quedaron en el camino Rusia, dirigida por Capello, y Corea del Sur, a quienes el hecho de no ser anfitrión lastra mucho en su capacidad.

Octavos de final
Brasil 1-1 (3-2*) Chile
No estaba siendo bueno el Mundial de Brasil y no fue mejor en las rondas de eliminatorias. La siempre combativa Chile niveló a través de Alexis Sánchez el tanto de David Luiz. La 'Roja' tuvo fases dominadoras, a pesar de no contar con la mejor versión de un renqueante Arturo Vidal. Un lanzamiento al palo de Pinilla estuvo cerca de evitar lo inevitable, que no era otra que la tanda de penaltis donde Pinilla y Alexis volvieron a errar ante la gigantesca figura de Julio César que se convirtió en el héroe de este clásico del fútbol sudamericano.

Colombia 2-0 Uruguay
La sanción impuesta por la FIFA a Luis Suárez por el mordisco a Chiellini impidió al delantero de la 'Celeste' disputar el resto del campeonato. El castigo hizo mella en el resto de compañeros que cayeron ante la 'fiebre amarilla' desatada por James Rodríguez y su doblete. La joven selección 'cafetera' conseguía, de este modo, superar el techo colocado por la Colombia de Valderrama, Higuita, Rincón y Álvarez, cuando los octavos de final de 1990 significaron el mayor éxito del fútbol tricolor.


Países Bajos 2-1 México
México cayó en esa condena en la que tropieza cuando alcanza los octavos de final, siendo eliminados por sexta ocasión consecutiva. Esta vez, de manera cruel ya que el 'Tri' se adelantó a través de Gio Dos Santos para recibir dos tantos en los minutos finales: el primero de perfecta volea rematada por Sneijder y el segundo, al transformar Huntelaar un inexistente penalti sobre Robben.

Costa Rica 1-1 (5-3*) Grecia
Sin duda, las inesperadas revelaciones del Mundial. Los helenos nunca habían superado la fase preliminar y los 'ticos' ansiaban con hacer olvidar a la generación que se arrimó en 1990 entre los 16 mejores del planeta.

El tanto de Bryan Ruiz revolucionó Pernambuco a los 10 minutos. La expulsión de Duarte, junto a la entrada al terreno de juego de Gekas y Mitroglou, motivaron el asedio heleno hacia la meta defendida por Keylor Navas, quien no pudo espantar el chut final de Socratis Papastathopoulos que dio paso a una prórroga donde los europeos tuvieron el control y las ocasiones.

En la tanda de penaltis, el pleno de aciertos de los centroamericanos tuvo el complemento de una palomita de su cancerbero, a disparo de Gekas, para facilitar el pase a la gloria, a la zona de cuartos de final.

Gekas contra Navas

Francia 2-0 Nigeria
En un Mundial caracterizado por las buenas acciones de los porteros y por el número de prórrogas disputadas, Enyeama, el meta nigeriano, ensombreció su gran actuación con un fallo en un saque de esquina, el cual permitió que Pogba rematara solo en el área. La sentencia final de Valbuena confirmó las renovadas expectativas francesas para esta cita de 2014.

Alemania 2-1* Argelia
La venganza es un plato que se sirve frío, eso debieron pensar los argelinos cuando vieron que podían saldar cuentas ante Alemania, la selección que se alió en 1982 con Austria para impedir su clasificación. El honor de Madjer tenía que ser defendido por Feghouli y Brahimi, herederos del talento del norteafricano.

Con aires de 'vendetta' arrancó un duelo incómodo para los hombres de Löw donde la igualdad reinó en el choque. La prórroga descubrió el mejor tono físico de los germanos y la suerte de su cara, con un taconazo de Schürrle que tenía más opciones de nunca llegar a meta que de batir a Rais. La puntilla de Özil y la anécdota final de Djabou dibujaron el 2-1 definitivo.

gol de Schurrle

Argentina 1-0* Suiza
La garra de Javier Mascherano, la habilidad de Messi y el don de estar en el lugar adecuado de Di María fueron suficientes para doblegar a los suizos, quienes además se toparon con Romero y el poste para incapacitar a su equipo en el arreón final de la prórroga, que bien pudo transformarse en otra tanda de penaltis.

Bélgica 2-1* Estados Unidos
Sin duda, el choque más emocionante y entretenido de Brasil 2014. El empeño de los belgas y la tenacidad de los estadounidenses ofrecieron un gran espectáculo donde sobresalieron las innumerables paradas de Tim Howard, a quien sólo Lukaku y De Bruyne tuvieron la llave para reventar la cerradura del cancerbero 'yanki', acortó distancias Green, sin opciones de buscar la heroica.

Gol de Lukaku

Cuartos de final
Francia 0-1 Alemania
Un cabezazo de Hummels y la seguridad ofrecida por Neuer pudieron con Francia en este clásico del fútbol europeo. El portero del Bayern exhibió su pegada habitual de puños en distintas ocasiones, en especial con el cañonazo que Benzema quiso ajustar al palo corto en el tramo definitivo. Los germanos fieles a sí mismos alcanzaban otras semifinales en un torneo internacional.

Brasil 2-1 Colombia
La anfitriona contra uno de los protagonistas del Mundial, que además contaban con el máximo artillero del torneo, James Rodríguez, autor de 6 goles en 5 partidos, marcando en todos los encuentros. Un partido que prometía y que tuvieron a Zúñiga, por la lesión que produjo a Neymar, y al colegiado español Velasco Carballo como principales actores.

La 'canarinha' jugó a un nivel mejor que en otras citas, mientras que en Colombia desapareció parte de la alegría mostrada en el torneo. Anotaron los dos centrales, Silva y David Luiz, a balón parado. El primero al aprovechar un error en un saque de esquina y el segundo con el característico golpeo del defensor brasileño, seco y dirigido. El tanto final de James fue una anécdota para cerrar la mejor participación de Colombia en un Mundial.

Argentina 1-0 Bélgica
Al igual que Colombia, Bélgica estaba cerca de tocar su cénit. El Mundial de 1986, donde precisamente Argentina, liderada por aquel entonces Maradona, ejerció de verdugo, repetía en el camino de los 'diablos rojos'.

Sin Maradona, obviamente, y sin la trascendencia de Messi en el juego, aletargado desde que arrancaron los octavos, la albiceleste encontró a dos pilares en los que asentarse. Por un lado Mascherano, quien asumió el rol durante toda la cita mundialista e Higuain, enrabietado y enchufado a partes iguales. El latigazo del 'Pipita', al comienzo del partido, no tuvo casi respuesta en los belgas, a quienes faltó siempre la ambición.


Países Bajos 0-0 (4-3*) Costa Rica
El guión que tenía escrito este inédito duelo de cuartos se cumplió a rajatabla, con los europeos más lanzados al ataque y los centroamericanos parapetados alrededor dl felino cancerbero Keylor Navas, cuya cotización crecía como la espuma y al cual la madera salvaba en tres ocasiones durante el encuentro.

El técnico Louis Van Gaal se encargó de escribir el penúltimo capítulo, con un giro argumental brillante e insospechado. El marcador estaba en empate y la tanda de penaltis era una realidad cuando el seleccionador tulipán usó al meta Tim Krul como último cambio. La entrada del portero del Newcastle fue clave, siendo el artífice del triunfo neerlandés con dos grandes paradas.

Semifinales
Brasil 1-7 Alemania
Esta mayúscula paliza incluso minimizó el daño histórico producido por el 'Maracanazo'. Brasil volvía a sufrir una dura derrota como anfitrión, en el camino para alzarse como campeón en casa, como en 1950. Todo salió mal a la pentacampeona en aquel fatídico 8 de julio, para empezar contaban sin Thiago Silva, sancionado, y Neymar lesionado. Dos referentes para la 'verdeamarela'.

Veinte minutos fue el lapso de tiempo que necesitó Alemania para endosar la 'manita'. La presión asfixiante y el ataque letal permitieron desnudar a una Brasil ramplona que vestía harapos. Kroos y Khedira disfrutaron como niños ante una defensa rota que se resquebrajaba como figuras de porcelana y ante quienes los germanos tuvieron piedad de no seguir hurgando en el dolor de la 'Seleçao'.

Miroslav Klose, máximo artillero
Miroslav Klose fue el autor de una de las dianas en la goleada de Belo Horizonte ante Brasil. Nada menos que el 16º tanto en la historia de las Copas del Mundo, superando a la estrella local Ronaldo Nazario, el 'Fenómeno'.


Países Bajos 0-0 (2-4*) Argentina
Quinto enfrentamiento, desde que se iniciara en 1974, entre dos selecciones que defraudaron tras la bacanal ofrecida por Alemania. El estricto rigor táctico y el miedo a recibir un gol forzaron a que ninguno de los planteles tomaran riesgos en sus decisiones y ataques.

Un imperial Mascherano y un acertado Romero compensaron las lagunas de Leo Messi, desaparecido en buena parte del enfrentamiento. Las dos atajadas del cancerbero argentino devolvían a la albiceleste la posibilidad de recuperar el legado de Maradona, con otra final mundialista.


Tercer puesto:
Brasil 0-3 Países Bajos
La prometedora selección 'Oranje', sustentada con el quinteto de veteranos -Robben, Van Persie, Sneijder, Huntelaar y Kuyt- y fogueada a través de un buen elenco de futuras estrellas -Vlaar, Blind, Memphis Depay y Wijnaldum tuvo su cuota de gloria al colgarse el bronce ante una herida Brasil que seguía sangrando tras el 'Mineirazo'.



Final:
Alemania 1-0* Argentina
El legendario y majestuoso Maracaná vivió otra prórroga, octava del torneo, para colocar la cuarta estrella a la 'Mannschaft'. El autor del gol fue Mario Götze, quien entró al campo para sustituir a Miroslav Klose.


Sin brillo y carente de espectacularidad transcurrió la final de 2014 entre germanos y argentinos, los cuales se volvían a ver las caras con un título de por medio, como en 1986 y 1990, con Matthaus y Maradona como abanderados por aquel entonces. Un testigo que recaía sobre Messi en el lado argentino y sobre varias manos en el caso alemán, demostrando la fuerza del bloque de Joachim Löw.

Los hombres de Sabella pudieron variar el rumbo del destino, en especial con Higuain, cuyo disparo se desviaba y mucho más tarde con Palacio, a quien los nervios le volvían a dejar en evidencia, como en las semifinales. El sacrificio habitual de Mascherano y la evaporación de la participación de Messi siguieron su curso para desesperación de Argentina.

Cuando todo apuntaba para una otra final por penaltis, emergieron las figuras de dos recién incorporados, Schürrle para asistir y Gözte para ejecutar, con el pecho y después voleando a las mallas de Romero. Europa conquistaba América. Por primera vez un país del viejo continente levantaba la Copa en América. Alemania recuperaba su hegemonía 24 años después, octava final y cuarto título para los teutones.


Brasil 2014
  1. Alemania
  2. Argentina
  3. Países Bajos
  4. Brasil

domingo, 29 de junio de 2014

El C.D. Parque Móvil de Chamberí cierra sus verjas

Semioculto, apartado de alboroto, como si tuviera timidez para salir a la calle se encuentra el transeúnte al Club Deportivo Parque Móvil, dentro en un acceso peatonal que parte desde Cea Bermúdez para adentrarse en un laberinto de casas que conforman una microciudad, un remanso de paz dentro del bullicioso tráfico del madrileño distrito de Chamberí.

Sólo los sonidos del hilo musical, ahogados por los chapoteos, junto a un pequeño cartel, que todavía cuelga del lateral, anuncian la existencia de unas instalaciones deportivas compuestas por un funcional gimnasio, un frontón y la joya del barrio: la piscina semi olímpica.

cartel piscina Chamberí

El nombre del Club Deportivo Parque Móvil está tan unido al distrito como a la propia ciudad, siendo un elemento esencial en los éxitos deportivos regionales desde que un pequeño grupo de trabajadores del Parque Móvil Ministerial lo fundaran en el año 1940.

La incansable actividad del centro le hizo crear una sección de baloncesto y balonmano, las cuales llegaron a ocupar plazas en la Primera División, así como secciones de pelota, ciclismo y hockey sobre patines.

Aunque donde sobresalió, y donde dejó su huella, fue a través del agua de su legendaria piscina que pasó a tener un techado para convertirse en la primera piscina cubierta de Madrid, cuna del waterpolo de Castilla y trampolín de campeones nacionales de las distintas disciplinas.

Parque Móvil Municipal


Parte de las vitrinas del C.D. Parque Móvil de Madrid
Hoy, 28 de junio de 2014, tras numerosas décadas dedicadas al deporte, el CD Parque Móvil ha cesado su actividad, cerrando para siempre las verdes verjas del club.


Hace tiempo que la sociedad se ha adentrado en una peligrosa moda de preferir perder los antiguos referentes para sustituirlos por otros más modernos, repletos de lujos y visualmente más atractivos, pero sin la cercanía ni familiaridad, sin la magia de un viejo gimnasio donde numerosos policías o bomberos se han forjado y sin el encanto de una piscina en la que aprendió a nadar todo un barrio y que a la vez servía de punto de encuentro de sus habitantes.

piscina Parque Móvil Chamberí Madrid



La crisis, la futura competencia y la venta de todos los inmuebles vinculados al Patrimonio del Parque Móvil han ayudado a que el eterno rumor que siempre merodeaba en el ambiente se terminara produciendo. Todavía no somos conscientes de lo que hemos perdido. Nos daremos cuenta a partir del lunes, cuando las verdes verjas sigan cerradas y nadie las abra.

martes, 24 de junio de 2014

Rob Zombie sumerge a Madrid dentro de sus pesadillas

La capacidad creativa del norteamericano Robert Bartleh Cummings parece no tener límites. Hijo de unos feriantes heredó de ellos el carácter nómada, el del artista sin hogar que busca fortuna y provenir en cualquier punto.

El fundador del grupo de metal White Zombie, en 1985, siempre se decantó por la carrera artística en su amplio sentido de la palabra: música, animación, cómics y cine son parte de la producción de este norteamericano ajeno a los convencionalismos y que abraza un universo personal que bebe las influencias del cine de terror, el espectáculo circense y los personajes extravagantes.

De White Zombie a Rob Zombie
Los 13 años de convivencia de la formación neoyorquina fueron moldeando el futuro proyecto personal del cantante. Si a White Zombie, como banda de renombre, le había costado sacar la cabeza de la madriguera, el primer trabajo en solitario de Rob Zombie recogía los éxitos del combo anterior para llegar al mayor número de público posible. Sin cambiar mucho del estilo, sólo modernizando su sonido, e incluso conservando a alguno de sus miembros.

Hellbilly Deluxe, Rob Zombie

'Hellbilly Deluxe' (1998) aunó todas las ideas de Rob Zombie en un solo producto. Metal industrial con ramalazos electrónicos como concepto musical, un libreto interior propio de una obra de culto de la mejor muestra de novela gráfica y una serie de videoclips que exhibían el lado más socarrón y burlesco de Rob; actuando y dirigiendo con el sello marca de la casa.




El cantante que quiso ser director o el director que siempre quiso ser cantante
El paso de los años intensificaron los trabajos de Rob Zombie. La nueva banda, con John Tempesta como fiel escudero y único componente que quedaba desde White Zombie, desgranaba discos con algo de dificultad, bajando el gran nivel musical situado con el debut de 1998. La explicación era sencilla, Zombie se encontraba en la encrucijada de continuar con la música o emprender el camino de director de cine, donde había dejado su huella con la 'Casa de los 1000 cadáveres'.

Zombie siempre ha sabido añadir con estilo su condimento a platos ya preparados. Estéticamente bebe de la escenografía de Alice Cooper y musicalmente de Ozzy y Black Sabbath. Lo mismo se podría decir del cine, donde los 70 son su década de referencia, colocando en un cóctel a John Carpenter con toques del Tarantino más gamberro, con quien coincide en el gusto por los filmes menos conocidos, la infravalorada serie B.

Zombie sabe perfectamente a qué público se dirige. Ninguna de sus obras ha sido fácil de digerir. Lo que no quiere decir que no sea aplaudido o reconocido, como ha quedado demostrado con el reciente premio honorífico en el festival de cine fantástico de Sitges. Y es que la perturbadora, pero genial, 'Renegados del Diablo' no deja indiferente a nadie, con ese estilo insano que repugna o atrapa

Aquel fue el punto de inflexión para que Zombie asumiera el reto de relanzar el mito de 'Halloween', presentando un Michael Myers paradójicamente más humano, extraño viniendo de un apasionado de caricaturizar a los personajes y de crear iconos inesperados, como el Capitán Spaulding.


Rob Zombie, en directo, 23 de junio de 2014 en la Riviera (Madrid)
La importancia de los teloneros es casi tan clave como un repertorio adecuado. La presencia del grupo de nu-metal Powerman 5000, cuyo líder es hermano de Rob Zombie, y de los incombustibles Def Con Dos garantizaron que la audiencia calentara motores, máxime si el 'Día de la Bestia' sonaba atronador, anunciando que el despertar de los muertos de George A. Romero iba a tomar Madrid.

El cuarteto de Rob Zombie salió confiado al escenario de La Riviera que apareció engalanada con imágenes de iconos del terror clásico -King Kong, Frankestein, el Hombre Lobo...-, incluso la forma del micrófono era la de Nosferatu, guiños constantes del de Massachusetts al horror en el séptimo arte.

Rob Zombie, Madrid, La Riviera

El homenaje al vampiro más clásico del celuloide prosiguió con la apertura del concierto a través de Teenage Nosferatu Pussy y una continuación arrolladora formada por Superbeast y Living Dead Girl, dos de las piezas angulares de su aclamado 'Hellbilly Deluxe'.

Todo encajaba dentro de la escaleta planeada por Zombie. A la que se sumaba el guitarrista John 5, robando protagonismo a través de sus multitudes cambios de look, siempre espectaculares y sorprendentes, un recurso ya utilizado en su etapa compartida con Marilyn Manson, de donde también ha desembarcado el gran batería Ginger Fish, cuya integridad física no peligra como junto al Reverendo.  

John 5 y Rob Zombie, Madrid

El set list forzó pequeños altibajos, en parte paliados porque la implicación de Zombie fue de menos a más, de casi no dirigirse al público hasta mezclarse con él, de un modo que nadie recuerda en La Riviera con ningún artista, llegando a aparecer entre las palmeras que están situadas en el centro de la sala como un soldado que toma una ensenada. Todo un acierto por su parte.

La parte negativa la ofreció un detalle que acompaña a Zombie a la hora de crear. Tiene arte, estilo y personalidad propia, pero le falta a veces enganchar y mantener el ritmo de forma constante, tanto en la música como en sus películas, donde su maestría a la hora de dirigir compite con algunas lagunas en los guiones.

El recuerdo a White Zombie estuvo patente con More Human Than Human y Thunder Kiss'65 como también a uno de sus referentes musicales, Alice Cooper, con la versión del School's Out dentro de una vorágine de temas que iban y venían, perdiendo y recuperando a la vez a parte del público que se debatía entre saltar de forma diabólica o evadirse entre los juegos de luces que manaban de los trajes de John 5.

Todo ello cambió con el sprint final compuesto por Dragula, el 'cover' setentero de Grand Funk Railroad con We're An American Band y como colofón un postrimero Scum Of The Earth que dejó con un buen sabor de boca a Madrid, pero con algo de apetito, con la sensación de que esta pesadilla visual y musical podría haber inquietado más.

LinkWithin