domingo, 24 de abril de 2016

El Erandio aúpa con su cántico a Athletic y Atlético

El fútbol tiene un lenguaje universal que todos los jugadores y aficionados entienden, pero también cada país, incluso cada región, genera un vocabulario específico alrededor de él.

Para animar, por ejemplo, nos encontraremos a lo largo del mundo con distintos términos que significan los mismo: 'forza' -propio de Italia-, 'allez' -habitual en Francia-, 'força' en Portugal, 'come on' o 'go' en Gran Bretaña e Irlanda o 'dale' en América.

Si nos remitimos a España: 'hala' -muy usado en ambas Castillas y en la capital-, 'amunt' o 'endavant'' -si nos referimos a la Comunidad Valenciana-, 'visca' en Cataluña y Baleares, 'gora' en País Vasco, 'puxa' en Asturias y 'aúpa', como uno de los gritos más clásicos en nuestro país y que tuvo su origen en un pequeño municipio vasco para extenderse a otros estadios españoles.

Erandio, Aúpa,


Erandio, parte del gran Bilbao y del fútbol vizcaíno
Erandio es un municipio situado en el margen derecho de la ría de Nervión, a escasos kilómetros de Bilbao y enfrente de Baracaldo.

Vizcaya, Bizkaia, Bilbao, Bilbo, Nervión,

La cercanía con la capital vizcaína y la presencia a su alrededor de clubes de fútbol históricos, casos del Athletic Club (1898) o Arenas Getxo (1909), ambos participantes en la primera edición de la Liga española, e influidos por el deporte que a causa de los yacimientos mineros había llegado desde Inglaterra, propiciaron el nacimiento de una entidad de fútbol en Erandio.

La Sociedad Deportiva Erandio Club se fundó en 1915 y milita actualmente en la División de Honor de Vizcaya -cuarto nivel dentro del organigrama-. Aunque el Erandio ha llegado a participar en Segunda División y a ser incluso campeón de España de aficionados, de lo que se sienten más orgullosos es de haber criado al más grande de todos los delanteros nacidos en España.

Telmo Zarra
Zarra, Athletic Club, Erandio,Telmo Zarraonandia Montoya, conocido futbolísticamente como Zarra, defendió durante 15 temporadas la camiseta rojiblanca del Athletic (1940-55), club al que llegó procedente de la S.D. Erandio, su población natal.

Zarra fue uno de los grandes dominadores del fútbol nacional, tras la Guerra Civil, formando parte de una recordada delantera en San Mamés donde compartía espacio con Iriondo, Venancio, Panizo y Gaínza.

También fue uno de los grandes referentes de España en el Mundial de Brasil de 1950, donde la Selección firmó el cuarto puesto y un legendario triunfo ante Inglaterra con tanto del propio Zarra.

Los números de Zarra como goleador son extraordinarios. Si bien la cifra que dejó en la Liga baila, según la fuente que se mire, las 251 dianas se quedaron como registro oficial, recientemente batido por Lionel Messi en 2014 y últimamente superado también por Cristiano Ronaldo en 2016.

Una de las marcas que todavía perdura de este extraordinario ariete vasco son los 6 premios Pichichi que le catalogan como el mejor artillero del torneo liguero. Un registro extendido también al torneo de la Copa, con 81 tantos.

Trofeo Zarra
El diario deportivo Marca comenzó a conceder desde la temporada 2005/06, justo el año en el que falleció, el premio que distingue al mejor delantero de Primera y Segunda nacido en España con el nombre de 'Trofeo Zarra'.

El viejo Ategorri y el grito de guerra
La S.D. Erandio tiene algunas particularidades que le hacen singular. El vetusto campo de Ategorri es propiedad del club, un detalle no excesivamente habitual en el País Vasco, y cuenta con una presidenta como máxima dirigente de la institución, pero es sin duda el grito de 'Aúpa el Erandio' el que ha traspasado los límites de la localidad e incluso ha entrado en el vocabulario de muchas personas para ensalzar algo que es excelente.

En euskera, aupa se utiliza tanto para saludar como para animar. Y provendría del término ‘aupatu’, cuyo significado es ‘levantar’.

Según la RAE, aúpa es una interjección para animar a alguien a levantarse o a levantar algo. La usan especialmente los niños cuando quieren que los cojan en brazos.

Zarra, Athletic Club, Erandio, Aúpa, Aúpa Erandio, Atlético,

Este grito de ánimo casi centenario nació en Erandio para animar al equipo de fútbol y terminó calando en otros clubes cercanos, como el propio Athletic, el cual lo introdujo incluso en el himno, y terminó contagiando al Atlético de Madrid para que lo adoptara también como propio.

Un grito de guerra nacido en la cuna de Zarra y que no solo se grita en San Mamés o en el Vicente Calderón, sino también en muchos estadios de nuestra Liga.

lunes, 4 de abril de 2016

Sexto puesto en el concurso de blogs y quinta decepción

'Memorias de una cinta VHS' ha terminado en sexto lugar dentro de la categoría de deportes en la décima edición del concurso de blogs organizados por la web de '20 Minutos'. El resultado es una extraña mezcla de alegría y decepción.

20 blogs, concurso, 20 minutos,

Un buen papel en la fase popular del concurso
El papel se puede considerar bastante bueno teniendo en cuenta que participan en esta décima edición más de 200 blogs solo en la categoría de deportes y más de 7.500 en todo el concurso.

Alcanzar el primer puesto este año ha sido imposible por la gran cantidad de votos que ha recibido el ganador dentro de la votación popular.

La votación popular consiste simplemente en contabilizar los votos que haya recibido cada blog durante los meses de febrero y marzo por parte de cualquiera de los usuarios registrados en la web del periódico 20 mintuos. Publiqué una entrada en aquellas fechas explicando el proceso de voto. Aunque esta vez, sinceramente, no me he esforzado tanto en la promoción como en anteriores ocasiones. Sí que es cierto que he enviado correos y lo he comentado por Twitter, pero sin la insistencia del año pasado, por ejemplo.

Premios 20Blogs

Por eso os agradezco enormemente a los que me hayáis votado. Estamos en una sociedad llena de prisas, donde todos vamos un poco a lo nuestro, bastante egoísta, diría yo, y por ello sé que preocuparse de darse de alta en una web y molestarse en perder unos cuantos minutos está al alcance de unos pocos. Gracias a los que lo intentasteis y a aquellos que repetís el gesto año tras año, como Ricardo y Mabel, por citar dos de los más fieles, o Laura, Valentín e Iñigo, quien me están promocionando mucho a través de Facebook.

Vuestro esfuerzo ha hecho que repita por quinta vez en el top-20 de la tabla:

Mis elegidos para el concurso
De los cinco años que llevo participando en este concurso, esta ha sido la primera ocasión en la que no he agotado los 20 votos a los que tenía derecho, uno por categoría.

La falta de tiempo para descubrir a otra webs/blogs y la apatía que me generan algunas categorías hicieron que casi me quedara a mitad de entregar mis votos.

Otro detalle de esta edición es la mala suerte de tener muchos blogs de conocidos coincidiendo en la misma categoría. Por ejemplo: 'Merluzeando' y 'Musicae Memorandum' o 'Anécdotas de secretarias' y 'A la horca todos los que no son yo', o 'Disparatado 30', las mejores películas de la historia del cine y 'Blogout', 'Erisada' o 'Érase un hombre a un móvil pegado'...

Otros en cambio, ya ni se preocuparon en participar, pese a su originalidad, como 'Recordando la publicidad', o de pronto desaparecieron, caso de 'Pit Lane F1', o fui sorprendentemente el único en reconocer su enorme trabajo 'Fútbol y pasiones políticas'.

Eso me ha obligado a hacer malabares, a decidirme por uno o por otro, pidiendo a amistades o familiares que compensaran a estos amigos 'olvidados' con votos.


La quinta decepción
En realidad es la segunda decepción, pero quedaba mejor decir que eran cinco. :-)

Además de esta clasificación popular, existe una fase final donde un jurado de la web del periódico 20 Minutos elige a los tres sitios que consideran mejores por cada una de las veinte categorías.

Como podéis adivinar, 'Memorias de una cinta VHS' no ha sido elegido nunca para esta ronda final. Lo que me hace replantear qué es lo que le falta a este sitio para dar el salto y ser considerado por el jurado. Si es tema de contenido -el cual no pienso cambiar-, diseño -que sí necesitaría un lavado de imagen-, o incluso un cambio a un dominio personalizado.

Esta decepción me la estoy tomando como una llamada de atención. Ya veré lo que hago. Cuando tenga más tiempo.

Enhorabuena a los clasificados
Aprovecho para felicitar a los blogs que se han clasificado y que previamente había votado directa o indirectamente. No sé, te hace sentirte como si fueras parte del proyecto. Por ello quiero destacar tres de ellos:

-Le Miau Noir: Se trata de un blog muy elegante, negro sobre blanco, que más parece la web de un periódico de gran tirada nacional que de unos participantes a un concurso amateur.

-Blogout: El arte gaditano y una estética de cómic te dan la bienvenida a este divertido espacio. Aunque no tenía votos disponibles para él, pude compensarle gracias a un amigo. Gracias, Juan.

-In Front Row Style: No era mi temática, pero enseguida me atrajo el estilo y las explicaciones de su autora, que a la vez hace de modelo, y que no desmerece en estilo y belleza a ninguna top-model :-).

Suerte a todos para la próxima edición. También para mí.

sábado, 12 de marzo de 2016

El derbi de Viena y los campeones austriacos en Alemania

El máximo objetivo de un club de fútbol es conseguir mantenerse en la élite y cosechar títulos. Lograr la Liga de tu país o la Copa significa estar en un escalón por encima del resto de competidores durante una temporada. Un éxito que será recordado en tus vitrinas y que en el caso de dos clubes de Viena se trató de un hito sin precedentes por inscribir su nombre en el palmarés de dos países distintos.

La noria del Prater de Viena decorada en 2008 con una imagen colosal de Petr Cech.

Viena, entre el violeta y el verde
De la gran cantidad de clubes profesionales del fútbol austriaco, dos son los que sobresalen en la actualidad por encima del resto. Los cuales no solo surgieron en la misma ciudad, también en el mismo espacio físico, aunque con algunos años de diferencia.

El distrito 13 de Viena, denominado como Hietzing, hizo de cuna en dos momentos diferentes de su historia a los grandes colosos de la ciudad: el Rapid de Viena (1899) y Austria de Viena (1911).

A pesar de su origen similar, el Rapid fue tradicionalmente identificado con la clase más humilde y la parte norte de la ciudad, mientras que el Austria de Viena era relacionado con la burguesía y la zona sur de la capital. Por si no había suficientes diferencias entre ambos, el verde y blanco fue el color con el que se relacionó al Rapid, dejando el violeta y blanco para el Austria de Viena.


Se trata de los únicos equipos en Austria que llevan más de un centenar temporadas en la élite del fútbol austriaco, lo que ha convertido en un clásico sus enfrentamientos, tantas veces disputado, por encima de las 300 ocasiones -desde que en 1911 se estrenaran con su rivalidad-, que es actualmente el segundo duelo en Europa más veces jugado, solo por detrás del Celtic - Rangers del fútbol escocés, y con la intención de darlo caza, ya que el 'Old Firm' está perdiendo comba en las últimas temporadas con respecto al derbi vienés, debido a los descensos del equipo protestante de Glasgow y al ritmo incesante del clásico austriaco.

El ambiente en las gradas es espectacular, aderezado con los tifos que habitualmente se exhiben y con un particular modo de animar que tienen los hinchas del Rapid. Una tradición iniciada en 1912 denominada como 'Rapid-Viertelstunde' y que consiste en aplaudir constantemente durante el último cuarto de hora de cada partido.

Referentes históricos de Rapid y Austria
El Rapid es el equipo con más Ligas de Austria mientras que el Austria Viena puede presumir de ser el que acumula más Copas. Un reparto que también se produce a la hora de compartir los mitos del país, teniendo el Rapid como referentes en la época moderna a Hans Krankl y Ernst Happel -con cuyo nombre se bautizó el estadio municipal de la ciudad, el Prater, sede de algunos derbis y de la final de la Eurocopa 2008-, mientras que Robert Sara y Anton Polster representan al Austria Viena.

En el apartado de leyendas habría que hablar de dos nombres con mayúsculas: Josef Bican (Rapid) y Matthias Sindelar (Austria), ambos pertenecientes al momento en el que la enemistad no era tan latente y Austria era una potencia a nivel de selección y clubes.

El fútbol austriaco, dominador en la década de los 30
El fútbol en Austria siempre ha sido un deporte con mucha repercusión y tradición. No en vano, el enfrentamiento del 12 de octubre de 1902 en Viena ante Hungría es catalogado como el primer choque entre selecciones europeas no británicas. Un enfrentamiento con mucha rivalidad disputado en más de un centenar de ocasiones, solo superado por el Argentina - Uruguay como el partido entre equipos nacionales más veces jugado.

Imagen del Austria - Hungría celebrado en 1913 en Viena.
Sin embargo, si nos remitimos al primer éxito deportivo del país habría que remontarse al periodo de entreguerras, cuando Austria logró en 1934 enamorar con su juego, justo en la edición en la que se estrenaban. Aquel equipo, denominado como el 'wunderteam' -equipo maravilla-, cayó en las semifinales ante la anfitriona, Italia, con un arbitraje polémico favorable a los transalpinos. Un rival con la que también se toparon en los JJ.OO de Berlín de 1936, privándoles del oro y dejándoles solo con la plata.

Los clubes austriacos vivían también una época dorada en el escenario internacional de clubes. La recién creada Copa Mitropa, precursora en muchos aspectos de la Copa de Europa por su carácter internacional, era alzada hasta en cuatro ocasiones por equipos vieneses: Rapid (1930), First (1931) y Austria Wien en dos ocasiones (1933 y 1936).

Por su parte, la selección había arrancado la década de los años 30 con un ciclo triunfal de más de una treintena de partidos -entre 1931 y 1934- y donde Austria solo había encajado derrotas ante Inglaterra, el ajustado 4-3 en Londres, y ante Checoslovaquia, por 3-2.

Aquel equipo estaba comandado por Walter Nausch y Matthias Sindelar -futbolistas del Austria Viena- y Josef Bican, Josef Smistik -ambos del Rapid Viena-. Un plantel que dibujaba sobre el campo un esquema 2-5-3, pero donde los jugadores raseaban más el balón, imitando al fútbol escocés, con pases rápidos y movimientos por parte de todo el equipo, anticipándose al concepto de 'fútbol total' que más tarde acuñó la selección de los Países Bajos en los 70.

Wunderteam, Austria, 1934,

El plantel del equipo maravilla provenía de los cinco clubes más importantes de Viena en aquel momento:
  • Wiener Sport Club
  • Admira Viena (actual Admira Wacker)
  • First Viena
  • Rapid Viena
  • Austria Viena
    El 'Anschluss' acaba con el equipo maravilla
    Se denomina Anschluss a la 'unión o anexión' que la Alemania nazi realizó el 12 de marzo de 1938 a Austria, convirtiendo al país austriaco en una nueva provincia del III Reich, dentro de los planes expansionistas de Adolf Hitler.

    Esta nueva situación política también repercutió sobre el equipo nacional de Austria, quien se encontraba de luto. El fallecimiento del seleccionador Hugo Meisl en 1937 anticipó el final de un combinado legendario que tuvo una despedida deportiva en 1938, el 3 de abril, cuando Austria celebró un partido amistoso ante la Alemania nazi antes de ser absorbida, el cual fue también el adiós definitivo de la estrella, el malogrado Sindelar, el hombre que osó desafiar al nazismo y rehuyó siempre jugar con el equipo unificado austriaco-germano. Una decisión que bien pudo motivar su trágico desenlace el 23 de enero de 1939.

    Sindelar, Austria, Austria Viena, wunderteam,

    Del campeonato vienés a la fusión en el torneo alemán
    La máxima competición del fútbol austriaco estaba formada en su fundación, 1911, solo por clubes pertenecientes a la capital. Rapid, Wiener, Admira, First, Amateure Viena -posteriormente denominado como Austria Viena-, Floridsdorfer y Hakoah hacían cambiar de color al campeón del país.

    La ocupación de los nazis también varió el panorama futbolístico en Austria. El Hakoah, de origen judío, cesó su actividad deportiva, mientras que el Austria Viena vio diezmado su equipo al ser llamados muchos de sus futbolistas al frente. Además, los equipos austriacos fueron obligados a inscribirse dentro del complejo entramado de las campeonatos regionales, bautizados como Gauligas.

    El campeón nacional alemán surgía en esta etapa de una serie de enfrentamientos entre los vencedores de las distintas clasificaciones regionales, las cuales llegaban a la veintena.  Los austriacos, al ser un nuevo territorio del III Reich, se incorporaron desde 1939 bajo el nombre de la Gaulia Ostmark.

    El éxito austriaco en los campeonatos alemanes
    El primero en probar suerte y rozar la gloria fue el Admira Viena, en 1939, alcanzando la final, después de superar una fase preliminar para caer ante el Schalke por un duro marcador de 9-0. A pesar del revés, los austriacos demostraban su calidad justo en el estreno en el gran torneo germano. Al año siguiente, 1940, el Rapid amenazaba con su paso a las semifinales, certificando su papel en 1941, cuando se colaba en la final ante el Schalke, el favorito, el gran equipo alemán bajo el régimen nazi.


    Los dos mejores equipos de las 20 regiones que ya componían el campeonato alemán se midieron en Berlín ante casi 100.000 personas. Un histórico encuentro por terminar no solo de coronar al Rapid como campeón de la Liga en Alemania sino también por el modo cómo se produjo.

    Los verdiblancos encajaron pronto dos goles aquel caluroso 22 de junio de 1941. Justo después del descanso llegó el tercer tanto, el que parecía definitivo, pero una histórica remontada, fraguada en diez minutos, volteó el marcador hasta el 4-3 definitivo merced a las tres dianas de Franz Binder.

    No era la primera vez que Binder, apodado cariñosamente como 'Bimbo', lograba una gesta similar. De hecho, repitió el mismo papel que había realizado tres años antes en la final de la Copa de Alemania, donde el Rapid había vencido al Eintracht por 3-1 en 1938 con otro triplete en tiempo récord, en diez minutos.

    Al doblete alemán del Rapid le surgió un imitador. La Tschammer-Pokal, o Copa, y precedente de la actual DFB-Pokal de Alemania, también se fue para Austria en 1943, concretamente para el First Vienna, la institución que había acabado en tres ocasiones como vencedor de la Gauliga Ostmark, la Liga austriaca en época nazi.

    El partido final de la Copa de 1943 fue disputado en el Adolf-Hitler-Kampfbahn de Stuttgart, actual Mercedes-Benz Arena y, durante un tiempo posterior campo de beisbol de las fuerzas aéreas norteamericanas. First Vienna y el Luftwaffen-SV Hamburgo, el equipo de las fuerzas aéreas nazis que no sobrevivió tampoco al final de la guerra, alcanzaron la prórroga donde el alemán Rudolf Noack marcó el 3-2 definitivo. Curiosamente un futbolista germano, eterno mito del Hamburgo SV,  casualmente un hombre con poco apego al nazismo, tanto, que incluso había sido apartado de la selección y sancionado por la Federación.


    De este modo, Noack cumplió parte de su venganza personal ante el nazismo dando al club vienés, que le había acogido provisionalmente durante un tiempo, la última corona correspondiente al campeón de Alemania en un terreno de juego bautizado con el nombre del 'Führer'.

    Noack fallecería en 1947 en un campo de concentración soviético. Su figura es recordada todavía en Hamburgo y Viena, donde no olvidan su contribución para ser los últimos campeones extranjeros de Alemania.

    LinkWithin

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...